Home
Home


BOMBARDEO A OBJETIVOS CIVILES (Segunda Guerra Mundial)
                          

Bombardeo a objetivos civiles.    
Segunda guerra mundial.    
Prisioneros


(01)
Los alemanes
(02) Los ingleses
(03) Fuentes.
(04) Artículos relacionados.


Los alemanes

La Luftwaffe había sido concebida para atacar objetivos militares cercanos en apoyo del ejército, y no para bombardear ciudades a distancias lejanas. Los Stuka eran aviones caza de corto alcance, diseñados como artillería aérea para el ataque en picada sobre objetivos puntuales. Sólo había en la Luftwaffe unas cuantas escuadrillas de tetramotores, el Foke Wulf Condor, y se emplearon en localizar o atacar convoyes ingleses en el Atlántico. Salían Francia, daban vuelta al oeste de Irlanda y llegaban hasta Noruega, pero su número era muy reducido y ejercían poca influencia en la lucha.

Los ataques alemanes sobre Inglaterra empezaron ejecutándose contra aeródromos, instalaciones de radar, barcos y fábricas de aviones.

Cuando fue avistado el acorazado inglés “Hood” navegando hacia Inglaterra, la escuadra de bombardeo numero 30 recibió la orden de que sólo atacara en mar abierto. “Se hace usted responsable –se decía al capitán Pohle, de parte de Hitler- de que todas las tripulaciones conozcan textualmente esta orden. El Führer no quiere ni un solo muerto entre la población civil”.

Cuando los bombarderos dieron alcance al “Hood”, éste ya había entrado en el puerto de Firth of Forth y no se lo atacó. “Se trataba de una presa segura –declaró el capitán Pohle-, pero no teníamos más remedio que aguantarnos y dejarla escapar”. (11 a.m. del 16 de octubre de 1939)


Junkers JU-87, o Stuka. Luftwaffe.    
Segunda guerra mundial.    
Dunkerque

Los ingleses

Churchill era de muy distinta opinión, su primer acto al tomar posesión (10 de mayo de 1940) fue ordenar que se bombardearan ciudades alemanas, incluso zonas residenciales, y así empezó a hacerse la noche de ese mismo día contra Münche-Gladbach.

El mariscal británico Spaight dice en “Bombing vindicated”: “Empezamos a bombardear objetivos civiles en Alemania antes que los alemanes lo hicieran en Inglaterra. Esto es un hecho histórico que ha sio también reconocido públicamente. En ello, escogimos el camino mejor, si bien al mismo tiempo el más áspero. Al machacar las ciudades alemanas renunciamos al privilegio de conservar intactas las nuestras”.

El físico inglés Blackett, muy conocido en Inglaterra por ser premio Novel, declaró: “ Los alemanes tenían todo el derecho de denominar su ataque sobre Londres una medida de represalia, ya que antes de nuestro sexto ataque a Berlín habían anunciado que devolverían los golpes si no cesábamos nuestros ataques a Berlín”.

El historiador británico capitán Liddell Hart, agrega: “En un tiempo en que Hitler tenía gran superioridad de aviones de bombardeo, se mantuvo notablemente reticente a lanzarse contra las ciudades de sus adversarios y en los días más esplendorosos de su poderío, intentó repetidas veces llegar a un armisticio en el bombardeo de ciudades. Nosotros los ingleses, ni los norteamericanos cuando entraron en la guerra, nos detuvimos ante aquellas estudiadas reflexiones sobre las consecuencias que, al final, podía acarrear la ilimitada destrucción en masa”. (Rumpf, H. Lluvia de fuego sobre Alemania)

Churchill describía su política de bombardear ciudades abiertas como “quitarse los guantes de una vez”. En realidad, lo que buscaba era enardecer los ánimos, ahogar las voces de paz y provocar a Hitler para que distrajera en Occidente a una gran parte de las fuerzas que destinaba al asalto de la URSS. Las simpatías de Churchill con el comunismo ya se habían manifestado durante la guerra civil en España, cuando reiteradamente pidió que Inglaterra ayudara a los rojos. (I.M.p.113)

Bernard Law Montgomery Hubo muchos bombardeos del terror. El más trágico fue el bombardeo de la ciudad civil no militarizada de Dresden, donde murieron alrededor de 200.000 civiles, en la trágica noche del 13 de febrero de 1945, cuando la guerra estaba prácticamente terminada. La mañana del 13 de febrero de 1945, varios aviones aliados de reconocimiento volaron repetidas veces sobre Dresden y con toda tranquilidad tomaron fotografías, sabiendo que allí no había defensas de ningún tipo. Ese mismo día, por la noche, 800 tetramotores arrojaron sobre la ciudad inerme una lluvia de bombas explosivas e incendiarias. Al amanecer del día siguiente, 1.350 bombarderos pesados descargaron también un alud de fuego, y horas más tarde, al oscurecer, otros 1.100 tetramotores maceraron la ciudad destruida.

El Mariscal Montgomery, ferviente anglicano, le dijo Almirante Friedeburg que intentba negociar una rendición alemana:

“Rendición incondicional o exterminio en masa. De lo contrario los bombarderos ingleses convertirán una ciudad alemana en un montón de cenizas, de modo que ningún alemán quedará con vida”

Referencias

(1)
El Junkers Ju 87 o Stuka (del alemán Sturzkampfflugzeug, «bombardero en picado») fue un avión de ataque a tierra biplaza —piloto y artillero de cola— alemán de la Segunda Guerra Mundial. Diseñado por Hermann Pohlmann, el Stuka voló por primera vez en 1935 y se estrenó en combate en 1936 durante la Guerra Civil Española como parte de la Legión Cóndor enviada por la Luftwaffe alemana.
El avión era fácilmente reconocible por sus alas de gaviota invertidas, su tren de aterrizaje carenado y fijo, y los bramidos de su infame sirena Jericho-Trompete («trompeta de Jericó»), convirtiéndose en el símbolo de la propaganda del poder aéreo alemán y de las victorias de la Blitzkrieg entre 1939 y 1942.


Fuentes:

- Salvador Borrego. Infiltración Mundial, p.113.
- Joaquin Bochaca. El mito, p.186
- LA GAZETA FEDERAL www.lagazeta.com.ar

Copyright © La Gazeta Federal



Ver notas relacionadas:

- Bombardeos de terror (Segunda guerra mundial)
- El enemigo invisible (Segunda guerra mundial)
- En las puertas de moscú. 1941 (Segunda guerra mundial)
- Los 30.000 muertos de Rotterdam (Segunda guerra mundial)
- Dresden 1945 (Segunda guerra mundial)
- Dresden 2013 (Conmemoración)
- La toma de Berlín (Segunda gerra mundial)
- Prisioneros rusos (Campaña de 1941. Segunda guerra mundial)
- Dunkerque: la puerta de escape abierta (Segunda guerra mundial)
- Alcazar de Toledo (Guerra civil española)
- Cnel.José Moscardó (Guerra civil española)
- Nuevo orden
- Vladimir Putín (Discurso)



Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio