Home
Home


GEORGES "JANUCA HARRY" WOLINSKI (Charli)
Fundador y director de CHARLI EBDOB

                          

Georges “Janucá" Harry” Wolinski.    

Georges Janucá Harry” Wolinski


(01) Prontuario
(11) Fuentes.
(12) Artículos relacionados.


Prontuario

Georges “Janucá Harry” Wolinski era Un perfecto exponente de la democracia socialista nacida en 1968 en Francia fue el recientemente desaparecido Georges Wolinski, quien había nacido de una madre judía franco-italiana, Lola Benbarom y padre, Salomón Wolinski, judío polaco dueño de una empresa de hierro forjado en Túnez.

Georges Wolinsky, a quien cariñosamente llamaban “Janucá Harry” era fervorosamente izquierdista, además de sionista confeso: Jamás dibujó nada contra Israel ni los hebreos.

Su blanco era la Iglesia Católica y el Islam.

Publicó sus primeros dibujos en “Rustique” en 1958. Después de enviar sus dibujos a François Cavanna, que se publicaron en la revista citada, así como en la transgresora publicación “Bizarre”.

En 1960 se unió al equipo en “Hara-Kiri”, y en 1968 en el “Journal de Dimanche” donde conoció a su segunda esposa Maryse, cuando se convirtió en director de “Charlie Hebdo”, porque “Hara-Kiri” (una revista política, satírica y altamente erótica) fue clausurada por orden del mismo General De Gaulle, presidente de la República Francesa.

En el año 1968 se inició en París una cadena de protestas durante los meses de mayo y junio de aquel año. Estos desórdenes fueron iniciados por grupos estudiantiles de izquierda, liderados por un personaje llamado Daniel Cohn-Bendit ~íntimo amigo de Georges Wolinsky~ y otros intelectuales judíos, que se decían contrarios a la sociedad de consumo y a la supremacía de la religión Católica, a los que posteriormente

se unieron grupos de obreros industriales movilizados profesionalmente, los sindicatos y el Partido Comunista Francés.

Como resultado, tuvo lugar la mayor revuelta estudiantil y la mayor huelga general de la historia de Francia, y posiblemente de Europa Occidental, secundada por más de nueve millones de trabajadores.

Estuvo vinculado con el movimiento hippie que se extendía entonces, al ácido lisérgico y otras drogas de consumo masivo, al libertinaje sexual y a lo profano.

La magnitud de las protestas no había sido prevista por el gobierno francés, y puso contra las cuerdas al gobierno de Charles de Gaulle,que llegó a temer una insurrección de carácter revolucionario tras la extensión de la huelga general. Sin embargo, la mayor parte de los sectores participantes en la protesta no llegaron a plantearse la toma del poder ni la insurrección abierta contra el Estado, y ni tan siquiera el Partido Comunista Francés llegó a considerar seriamente esa salida El grueso de las protestas finalizó cuando De Gaulle anunció las elecciones anticipadas que tuvieron lugar el 23 y 30 de junio.

Los sucesos de mayo y junio en Francia se encuadran dentro de una ola de protestas y desórdenes protagonizados, principalmente, por sectores politizados de la juventud que recorrió el mundo durante 1968. Estos sucesos se extendieron por la República Federal Alemana, Suiza, España, México, Argentina, Uruguay, Estados Unidos, Checoslovaquia e Italia, lo cual ampliaba la escala del antiguo refrán del siglo XIX afirmando que cuando París estornuda, toda Europa se resfría.

Justamente durante el “mayo francés”, el editor de “Charlie Hebdo” dibujó para “Action” y “L'Enragé” (La Rabia, una revista satírica y pornográfica), los órganos revolucionarios del movimiento, desde donde lanzaba ideas imprudentes, que terminaban siendo aceptadas por los rebeldes. “La imaginación al poder” fue una famosa consigna imaginada por este subversor, así también un hecho conocido como la “nuit des barricades”. De la mano de sus amigos Alain Geismar y Alain Krivine, el punto de inflexión del movimiento se dio en la noche del 10 de mayo, conocida como “la noche de las barricadas”, cuando decenas de miles de estudiantes atestaron de barreras el Barrio Latino. Las negociaciones iniciadas con el rectorado de la Sorbona fracasan, al tiempo que las autoridades seguían sin aceptar la liberación de los detenidos. La policía disolvió las barricadas por la fuerza, produciéndose los más duros enfrentamientos de todo el mes de mayo con cientos de heridos. Al día siguiente, carros blindados se desplegaron por la capital francesa. Inevitablemente en el mundo hubo una ola de transformaciones revolucionarias y el surgimiento de nuevos personajes, intelectuales y artísticos como Alain Badiou, Albert Camus, Bob. Dylan, Jean Luc Godard, Jean Paul Sartre, John Lennon, Pascal Qugnard, Paul Maccartney, Joan Baez, André Gluksman, Alain Touraine y una multitud de agitadores en todos los ámbitos de la cultura. Se caracterizaron por una crítica constante a los fenómenos históricos del momento, como la guerra de Vietnam, el mantenimiento de las colonias en África y Asia, la libertad sexual (“hacer el amor y no la guerra”) y la integración europea, además del desprecio a la religión tradicional.

Allí, precisamente, nació el movimiento “tercermundista”[1] y la “teología de la liberación”[2], de tan mal recuerdo en la Iglesia Católica.[3] En Argentina ~por ejemplo~ el sacerdote Gerardo Ferrari se integró a las FAP (Fuerzas Armadas Peronistas), uno de los movimientos subversivos precursores de tantos otros, fundado por Envar “Cacho” El Kadri en 1968. El padre Ferrari murió al año siguiente en un enfrentamiento a tiros con la policía.[4] Georges Wolinski también colaboró en muchos medios de comunicación importantes de la izquierda francesa, como “L’Humanité”, “Le Nouvel Observateur”, “Liberatiòn”, “Télérama”, etc.

El estilo de humorístico de este personaje tenía algunas constantes de dobles sentidos frecuentes, a menudo connotación escandalosa. Este tipo de presentación ~que siempre llevaba a confusión~ resultaba convincente para algunos sectores de la derecha al extremo que algunos de sus lectores se preguntaban si era una caricatura de sus enfoques o Wolinski no representaba realmente la derecha (por algunos de sus dibujos que fueron publicados en “Le Figaro”).

Y, de hecho, esta ambigüedad deliberada también será una característica de la Wolinski trabajo:

básicamente no odiaba a la derecha, pero él decía que la entendía. Porque, para él, la provocación era un divertimento.

Los dibujos de Wolinski, lo reflejaban como el caricaturista y editor más procaz de Francia.

Porque era de naturaleza irreverente y eternamente rebelde. Nunca le satisfacían las políticas de los gobernantes y tenía un temperamento ~en ese sentido~ un tanto anarquista.

En definitiva, fue un abusador serial de la libertad, igualdad y fraternidad que simbolizaba el liberalismo de la Revolución de 1789.

El Director Editorial y dueño de “Charlie Hebdo”, Georges Wolinski, terminó su vida de humorista social el 7 de enero 2015, muerto en el tiroteo en la sede del periódico en Paris.


Fuentes:

- Francisco Javier Llorens
- www.lagazeta.com.ar

Copyright © La Gazeta Federal



Ver notas relacionadas:

- "Charli Ebdon" - Periodismo
- Prensa rosista y Malvinas
- Pequeño libro negro
- Knut Harli¿amsun
- Ernst C.F. Zündel
- La Prensa
- Periodismo independiente




Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio