Home
Inicio



CONMEMORACION DEL 136 ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO DE J.M.de ROSAS
                          

Acto en Recoleta (16 de marzo de 2013)    

Recoleta


01 Acto de conmemoración
02 Palabras alusivas a J.M. de Rosas
03 Artículos relacionados
04 Artículos relacionados

Acto de conmemoración

Con motivo de cumplirse el 136º aniversario del fallecimiento de Juan Manuel de Rosas, se llevó a cabo un acto recordatorio y de homenaje a la figura y obra del Restaurador de las Leyes.

El Acto fue organizado y convocado por la Asiciación Patricios Vuelta de obligado, y contó con la adeción de entidades publicas, privadas y gremiales, y la asistencia de público de neto sentimiento federal.

Varios dirigentes de distintas entidades dirigieron la palabra haciendo alucion, recordatorio y homenaje al Restaurador.

Posteriormente se recorrieron varias bóbedas del cementorio de Recoleta, donde descanzan los restos de notorios federales contemporáneos de Rosas.

Transcribimos a continuación, las palabras pronunicadad por Leonardo Castagnino:





Palabras alusivas a J.M. de Rosas

Leonardo Castagnino    

Recoleta


Antes de hacer unas breves reflexiones sobre Rosas y el rosimo, quiero cederle la palabra directamente al mismísmo Juan Manuel de Rosas, leyendo una parte de su discurso ante la Legislatura, al asumir su segundo gobierno en el año 1835.

Dijo Rosas:

"Compatriotas:

Ninguno de vosotros desconoce el cúmulo de males que agobia a nuestra amada patria, y su verdadero origen.

Ninguno ignora que una fracción numerosa de hombres corrompidos, haciendo alarde de su impiedad, de su avaricia y de su infidelidad, y poniéndose en guerra abierta con la religión, la honestidad y la buena fe, ha introducido por todas partes el desorden y la inmoralidad; ha desvirtuado las leyes, y hécholas insuficientes para nuestro bienestar; ha generalizado los crímenes y garantido su impunidad; ha devorado la hacienda pública y destruido las fortunas particulares; ha hecho desaparecer la confianza necesaria en las relaciones sociales, y obstruido los medios honestos de adquisición; en una palabra, ha disuelto la sociedad y presentado en triunfo la alevosía y perfidia.

La experiencia de todos los siglos nos enseña que el remedio de estos males no puede sujetarse a formas, y que su aplicación debe ser pronta y expedita y tan acomodada a las circunstancias del momento.

(Juan Manuel de Rosas - 13 de abril de 1835)

Creo que debemos defender y mantener vivos los ideales del federalismo.

Don Juan Manuel de Rosas vive en el espíritu del pueblo, al que apasiona con su alma criolla, su defensa de nuestra soberanía, la honradez ejemplar de su gobierno y el saber que es una de las expresiones más fuertes de la argentinidad.

Rosas vive en los documentos que cobran vida en manos de los historiadores que se convierten en fervientes defensores de Rosas, cuando se sumergen honradamente en busca de la verdad, ajenos a la miseria de la historia dirigida y ajenos a los ficticios honores oficiales.

Rosas vive sobre todo en el rosismo, que no es el culto de la violencia como pretenden sus enemigos.

El rosismo es un ferviente movimiento espiritual, es la aspiración a la verdad en nuestra vida política y en nuestra Historia.

El rosismo es la protesta contra la entrega de la Patria al extranjero. Es el rechazo a la mentira que todo lo envenena y corrompe.

Rosas es el símbolo de la conciencia nacional, de la Argentina independiente y autárquica, de la Argentina que no está dispuesta a ser un estado vasallo de ninguna potencia extranjera.

Cuando alguien vitorea a Rosas, vitorea al hombre que durante años defendió con talento, energía, tenacidad y patriotismo, la soberanía y la independencia de la Patria contra las dos potencias más grandes del mundo, alentadas y auxiliadas por lo enemigos de Rosas y de la Patria.

Rosas no ha muerto. Viva Rosas.

(Leonardo Castagnino)
Fuentes:

- www.revisionistas.com.ar
-
www.lagazeta.com.ar


Artículos relacionados:

-
Juan Manuel de Rosas
- Artículos sobre el Restaurador

Copyright © La Gazeta Federal
Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook

Home