Home
Home


DEMOCRACIAS
                          

Parlamento

(01) Parlamentarismo
(02) La democracia alemana
(03) Fuentes.
(04) Artículos relacionados.


Parlamentarismo

Nuestro parlamentarismo democrático no quiere en modo alguno reclutar una asamblea de sabios, sino reunir un grupo de nulidades intelectuales, tanto más fáciles de conducir en una en una dirección determinada cuanto más limitado sea cada individuo. Solamente así se puede conducir una “política de partidos”, en el mal sentido tomado hoy en día por esta expresión. Pero este es también el único medio para que el que mueve los hilos pueda permanecer prudentemente al abrigo, sin ser jamás constreñido a asumir sus responsabilidades. Así, nunca ninguna decisión nefasta al país será cargada a la cuenta de un bellaco conocido de todos, si no sobre la espalda de todo un partido.

Así desaparece, en realidad, toda responsabilidad; pues bien se pues hacer responsable a una persona determinada, pero no a un grupo parlamentario de charlatanes. Por consiguiente, el régimen parlamentario no puede satisfacer sino a espíritus disimulados, que temen sobre todo obrar a plena luz; pera será siempre detestado por el hombre honrado y recto, que tiene el gusto de las responsabilidades.

Esta forma de la democracia ha llegado a ser, pues, el instrumento favorito de esa raza que alimentó constantemente proyectos ocultos, y que en todo tiempo tiene las mayores razones para temer la luz. Sólo el judío puede amar una institución tan inmunda y trapacera como él mismo.


La democracia alemana

A esta concepción se opone la de la verdadera democracia alemana; el jefe libremente elegido deber reclamar la responsabilidad entera de todas sus acciones. Esta democracia no admite que todos los problemas sean resueltos por el voto de una mayoría. Uno solo decide, y en seguida es responsable de su decisión con sus bienes y con su vida.

Si se objeta que entonces es difícil encontrar un hombre decidido a consagrarse a una tarea tan peligrosa, sólo hay una respuesta que dar: es precisamente esa, a Dios gracias, la verdadera significación de una democracia alemana, que no admite que cualquier arribista pueda llegar, por vías virtuosas, a gobernar a sus compatriotas. El temor de las responsabilidades descarta a los incapaces o débiles. Si, no obstante, un individuo se esfuerza por introducirse en el poder, es fácil desenmascararlo y gritarle valientemente:

¡Atrás, cobarde pillo! ¡Retira tu pie, ensucias las gradas! Al Panteón de la Historia entran sólo los héroes, no los intrigantes.


Fuentes:

- Hitler A. Mi doctrina, p.15
- Castagnino Leonardo. www.lagazeta.com.ar

Copyright © La Gazeta Federal



Ver notas relacionadas:

- Prensa y opinión pública
- Periodismo independiente
- Los Planes de Hitler
- Autopsitas alemanas
- Hotel Alemán
- Entrada en Viena (Otto Skozany)
- Kurt Edler
- Hjalmar Schacht
- Von Manstein
- Savitri Devi Mukherji: Tarde o temprano vencerá
- Harry Elmer Barnes
- Finkelstein. El holocausto
- Daniel Goldhagen. El anti-semitismo
- Carta de Magda Goebbels a su hijo.
- Carta de Joseph Goebbels a su hijo.
- La profecia de Goebbels
- El conductor
- Henry Willamson: "el pacifista"
- Holmes John: "el milagro"
- Quigley Carroll y la revolución económica
- Oro, papel y trabajo: la revolución económica
- Patrón oro, patrón trabajo
- Winifred Carroll: la fidelidad
- Oswald Spengler: Los soñadores
- Robert Brasillach: La alegría
- Louis Fredinand Celine: Los fascismos
- Sven Hedín: viaje al ostracismo
- Salvador Borrego: "Desde las Termópilas a la Canilleria de Berlin"
- Paula Hitler (Hermana del Führer)
- John Kenneth Galbraith (Economista de EEUU)
- Lloyd George (Ministro Inglés)
- Jesse Owens Atleta de Berlin 1936
- Las viscera de Churchuill
- Patrón oro, patron trabajo
- El becerro de oro
- Banqueros internacionales
- Las logias en Alemania
- ¿Revolución rusa?
- Revolución internacional
- Testimonios de parte
- Ayuda capitalista
- Derrota de occidente
- Caballo de Troya.
- Rusia: Antes y despues.
- La CHEKA.
- INO: la mano larga de la CHEKA.
- La PURKKA.
- En las puertas de Moscu (1941) (Segunda guerra mundial)
- Los 30.000 muertos de Rotterdam (Segunda guerra mundial)
- El enemigo invisible (Segunda guerra mundial)
- En las puertas de moscú. 1941 (Segunda guerra mundial)
- Dunkerque: la puerta de escape abierta (Segunda guerra mundial)
- Bombareo a objetivos civiles (Segunda guerra mundial)
- Prisioneros rusos campana de 1941 (Segunda guerra mundial)
- Dresden 1945 (Segunda guerra mundial)

- La toma de Berlín (Segunda gerra muncial)
- Alcazar de Toledo (Guerra civil española)
- Cnel.José Moscardó (Guerra civil española)
- Nuevo orden
- Vladimir Putín (Discurso)



Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio