Home
Home


DUNKERQUE: LA PUERTA DE ESCAPE ABIERTA (Segunda Guerra Mundial)
                          

Evacuación de Dunkerque.    
Segunda guerra mundial.    
Dunkerque


(01)
El cerco
(02) La puerta abierta
(03) La puerta cerrada
(03) Fuentes.
(04) Artículos relacionados.



El cerco

Tras la rápida y estrepitosa derrota de los aliados en Francia, la noche del 20 de mayo de 1940 la vanguardia de la 2ª división blindada alemana, el batallón Spitta, llegaba hasta la costa francesa. Nunca en la historia de las armas, una batalla tan grande se había consumado en once días.

El general alemán Guderian redactó para sus tropas una orden del día, que en parte decía: “Soldados del 19º Cuerpo de Ejercito: un recorrido de seiscientos kilómetros nos separa de la frontera del Reich. Hemos llegado a la costa del Canal y del océano Atlántico. En este camino habéis tomado por asalto fortificaciones belgas, pasado el Mosa y conseguido la ruptura de la línea Marginot en Sedán, con memorables combates; conquistado el importante macizo de alturas de Somme, y después, sin pérdida de tiempo ni dejar de combatir, por San Quintín y Peronne alcanzamos el bajo Somme en Amiens y Abbeville … Os pedí no dormir durante 48 horas… Os sometía a amenazas de flanco y retaguardia. Nunca habéis vacilado… Habeis cumplido con fervor las órdenes. Alemania está orgullosa de sus divisiones de tanques y yo soy feliz de mandaros. Pensemos con profundo respeto en nuestros camaradas caídos. Por Alemania y por nuestro Führer”.


La puerta habierta

Del enorme cerco terrestre tendido alrededor de seis ejércitos aliados, solo quedaba una estrecha puerta de salida al mar: el puerto de Dunkerque. Seis divisiones alemanas podían abalanzarse y capturarlo fácilmente, pero en una dramática y muy discutida decisión, Hitler ordenó que no lo hicieran.

Halder, jefe del Estado Mayor General alemán, que ya se habia entusiamado con la captura de Dumkerque, se hallaba abatido por esta decisión de Hitler. El general Guderian se quedó estupefacto. El general Sepp Dietrich, del Leibstandarte, cumplia la orden a regañadientes. Von Rundstedt declaró después: “Mientras los ingleses se embarcaban a lo largo de las playas, yo permanecía inutimente fuera del puerto… Mis tanques y mi infantería no tenían autorización para moverse… La cólera de nosotros, los jefes, en aquel momento, fue indescriptible”.

Sobre este punto, la propaganda da falsas versiones: que Hitler quería cuidar los tanques… o que quería que la aviación sola impidiera el escape por Dunkerque. Pero los investigadores más serios han aclarado hasta el cansancio, que Hitler dijo que “no quería hacer arrodillarse a Inglaterra por la fuerza”, y que deseaba darle una oportunidad para hacer la paz “ compatible con su honor”. (William L.Shirer, antinazi, en “Auge y caída del Tercer Reich” y Hart, H.B. Liddell, historiador inglés, en “Los generales alemanes hablan”)

En el gran cerco, los alemanes hicieron 300.000 prisioneros y capturaron todo el equipo bélico de más de novecientos mil soldados, pues los que huyeron por Dunkerque no pudieron llevarse nada.


La puerta cerrada

Y así ocurrió la retirada de 338.226 ingleses y franceses de lo cual Churchill se vanaglorió y anunció que continuaría la guerra. Roosevelt lo alentaba en esa actitud de salvar a la URSS.

Hitler quiso demostrarle a Inglaterra que realmente no tenía odio contra ella, y dijo en el Estado Mayor que nada les exigiría a los ingleses para hacer la paz, más que dejaran las manos libres para marchar contra la URSS. Era precisamente lo que no querían concederle ni Churchill no Roosevelt.


Fuentes:

- Salvador Borrego. Infiltración Mundial, p.113.
- LA GAZETA FEDERAL www.lagazeta.com.ar

Copyright © La Gazeta Federal



Ver notas relacionadas:

-
El enemigo invisible (Segunda guerra mundial)
- Bombardeo de objetivos civiles (Segunda guerra mundial)
- En las puertas de moscú. 1941 (Segunda guerra mundial)
- Dresden 1945 (Segunda guerra mundial)
- La toma de Berlín (Segunda gerra muncial)
- Prisioneros rusos (Campaña de 1941. Segunda guerra mundial)
- Alcazar de Toledo (Guerra civil española)
- Cnel.José Moscardó (Guerra civil española)
- Nuevo orden
- Vladimir Putín (Discurso)

Ver en el indice más Historia Argentina.



Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio