Home
Inicio


HENRY MORAY; ENEGIA RADIANTE
                           Henry Morasy

(Por Juan Castagnino)

(01) Nota aclaratoria
(02) Energía radiante
(03) Fuentes.
(04) Artículos relacionados.


Nota aclaratoria

El siguiente texto es autoría de Tom Bearden. Fue traducido al español de la mejor manera posible dado el valor de su información, dejando de lado conocimientos técnicos específicos y tratando de explicar el asunto de una forma reducida y relativamente entendible por el común de la gente.


Energía Radiante - Henry Moray

Patente de Tesla sobre un aparato para el aprovechamiento de la Energía radiante (en ingles):

http://www.teslauniverse.com/nikola-tesla-patents-685,957-utilization-of-radiant-energy

En el 1900, el Dr. Henry Moray oriundo de Salt Lake City, logró aprovechar la energía de las oscilaciones de alta frecuencia contenidas en el vació del espacio. Eventualmente Moray fue capaz de producir un dispositivo de energía libre con un peso de unos 20 kg que producia 50,000 Watts de electricidad durante varias horas.

Irónicamente, a pesar de que demostró su dispositivo varias veces ante la presencia de científicos e ingenieros, Moray no pudo obtener financiación para desarrollar su invento para que sea utilizado como una estación, que provea energía eléctrica a escala masiva.

Cuando era niño, Moray había sido profundamente inspirado por el más grande genio de la electricidad de todos los tiempos, Nikola Tesla. Su imaginación fue especialmente disparada por las afirmaciones de Tesla; quien decía tener conocimiento de una fuente de energía mejor que la electricidad ordinaria la cual estaba basada en el rol de las frecuencias como la “materia” del universo. Cuando Moray terminó la escuela secundaria en Salt Lake City, se fue a estudiar al extranjero, y tomó exámenes residentes para su doctorado en ingeniería eléctrica de la Universidad de Uppsala, Suecia, durante el período 1912-1914.

Henry Morasy Poco después, Moray produjo su primer dispositivo elemental, que suministraba corriente eléctrica apreciable, y continuó trabajando diligentemente en sus dispositivos siempre y cuando el tiempo se lo permitía. Entre los años 1920 y 1930, mejoró los mejoró notablemente, particularmente su ¨tubo detector¨, el único secreto real del dispositivo según el propio Moray.

En su libro ¨El mar de la Energía en el que flota la Tierra¨, Moray presenta pruebas documentadas de que él fue quien inventó la primera válvula de tipo transistor en 1925, mucho antes del descubrimiento oficial del transistor. Su tubo detector de energía se asemeja a un transistor pero aparentemente utiliza, una variación de esta idea – En el “tubo detector” de Moray el cátodo estaba formado por una mezcla de zinc triboluminicente, un material semiconductor, y un material radioactivo o fisionable. Su solicitud de patente (la cual jamás le fue concedida) fue presentada el 13 de julio de 1931, mucho antes del advenimiento del transistor presentado por la ´´Bell Laboratories´´

. Prueba tras prueba Moray demostró su dispositivo de energía radiante a profesores de ingeniería eléctrica, congresistas, dignatarios, y un sinfín de otros visitantes de su laboratorio. Una vez incluso se llevó el dispositivo varios kilómetros a las afueras de la ciudad, lejos de todas las líneas de energía, para demostrar que no estaba simplemente sintonizando energía que clandestinamente radiaba desde alguna otra parte de su laboratorio. Varias veces se permitió que los investigadores independientes desmontaran por completo su dispositivo,lo vuelvan a montar y finalmente lo reactiven nuevamente ellos mismos. En todas las pruebas, tuvo éxito en demostrar que el dispositivo podría producir una salida de energía sin aporte de energía apreciable. De acuerdo a la documentación, no hubo nadie capaz de demostrar que el dispositivo fuera fraudulento. Por otro lado, los registros están llenos de declaraciones firmadas de los físicos, ingenieros eléctricos y científicos que llegaron al laboratorio de Moray dudando de lo que este hombre aseguraba y todos se fueron con la absoluta convicción de que Moray en efecto había tenido éxito en el aprovechamiento de una fuente universal de energía que podría producir energía eléctrica.

Pero en vista de todo esto, la Oficina de Patentes de EE.UU. se negó a otorgar la patente a Moray, en primer lugar, debido a que su dispositivo utilizaba un cátodo frío en los tubos (el examinador de patentes afirmó que era de conocimiento común que una válvula debe tener su cátodo calentado para que se logre el paso de la corriente de electrones) y, segundo, porque Moray no pudo identificar la fuente de energía, Moray sabia que la energía existía, también sabia como construir un dispositivo que la aproveche, pero no entendía la teoría ni tenia los fundamentos exactos de porque sus dispositivos funcionaban dado que era una fuente de energía que la ciencia desconocía en absoluto.

Uno de los esfuerzos de Moray para desarrollar el aparato fue asociarse con la Agencia de Electrificación Rural durante el periodo anterior a la Segunda Guerra Mundial. En ese momento, la A.E.R. aparentemente estaba infiltrada por simpatizantes comunistas y funcionarios de alto nivel de un tinte decididamente rosado. Estos funcionarios instaron continuamente a Moray a entregar todos los detalles de su dispositivo a la Unión Soviética, e incluso organizaron la visita de un científico soviético de alto nivel al laboratorio de Moray para ver el dispositivo en funcionamiento. Este científico - llamémoslo "Z" - pasó cerca de dos meses en el laboratorio junto a Moray, consiguió su confianza y este finalmente reveló la mayoría de los detalles de la construcción de su válvula especial, excepto los materiales utilizados.

Henry Morasy A pesar de esto, Moray se alarmo por los continuos intentos de la AER de poner el dispositivo en manos de los rusos. Finalmente llegó a la conclusión de que se había involucrado con un grupo gubernamental lleno de radicales y reaccionarios. Moray se dio cuenta de que todo estaba en realidad dirigido contra él en un intento de robar su dispositivo; de hecho, el dispositivo con el que realizaba las demostraciones había sido destruido a martillazos en 1939, y fue herido por arma de fuego en su propio laboratorio, el 2 de marzo de 1940. No está claro si esto era o no la obra de "Z " o de otra persona.

Según su hijo, John Moray, el hombre que rompió el dispositivo, así como otros grupos interesados, querían que la revelación completa de los materiales y la construcción sea solo y nada mas que a ellos. John Moray, que opera el Instituto de Investigación en Salt Lake City, ha estado tratando de continuar la obra de su padre desde que el dispositivo original fue destruido. El propio Dr. Moray murió en mayo de 1974.

De acuerdo con John Moray, los rayos cósmicos de energía procedentes del espacio son interceptados por el dispositivo, que está en resonancia subharmonica con esta energía de alta frecuencia, y la convierte en una energía utilizable. Sin embargo, el uso de John Moray del término "rayos cósmicos" no es necesariamente el mismo que el de la física moderna, pero en realidad es el mismo que el actual concepto de energía de "punto cero" de vacío. Henry Moray previó que todo el espacio esta lleno de vibraciones de alta frecuencia que transportan enormes e incalculables cantidades de energía en bruto. Tuvo la visión del Universo como una fuente turbulenta de gran energía, al igual que las olas del mar transportan energía por toda la tierra. Esta fue también la visión del propio Tesla, y después la de Clifford y Einstein, quienes hicieron girar la atención de la relatividad general, al problema de la naturaleza del propio vacío. Clifford y Einstein fundaron una rama de la física que ha llegado a ser conocida como geometrodinámica cuántica, el estudio del cambio energético que se produce en diminutas porciones del espacio, incluyendo el concepto de que muy pequeñas longitudes del espacio o del vacío puro, oscilan con gran frecuencia y con gran energía.

En los días de Moray la relatividad era todavía una extraña rama de la física, no comprobada, sospechada y rechazada por la mayoría de los físicos de la época, y la física cuántica se encontraba todavía en el proceso de ser resuelta. No existía en absoluto la teoría de que el espacio vacío conteniente prodigiosas cantidades de energía, el tiempo demostro que el espacio vació en si mismo ES enormes cantidades de energía y los seguidores modernos de geometrodinámica cuántica pueden afirmar como verdadera la visión original de Tesla. Hoy sabemos que un centímetro cúbico de puro vacío contiene la energía suficiente para condensarse en 1.080 hasta 10.120 gramos de materia! De esta forma la suposición de Moray de que el propio vacío contiene energía y que es ilimitada ha sido reivindicada.

En este sentido, el espacio vacío es como un gigantesco océano inquieto, y el dispositivo de Moray no tiene más misterio que el de una turbina hidráulica que aprovecha el movimiento del agua para entregar energía eléctrica. En otras palabras, su idea de que la energía está ahí para ser explotada es correcta, solo hace falta un método práctico para aprovecharla con el fin de resolver los problemas energéticos de la humanidad para siempre.

Henry Morasy Moray así se reivindicó como un hombre adelantado a su tiempo, porque fue capas de construir un dispositivo antes de que existiera alguna teoría para explicar su funcionamiento. Moray se encontró en una guerra constante, su vida y la de su familia no fue nada tranquila. Ciertos grupos lo presionaron constantemente, trataron de forzarlo a la venta de su dispositivo por monedas, o forzarlo a revelar los secretos de la construcción de su válvula. Fue atacado con frecuencia y en ocasiones le dispararon en las calles de la ciudad. De hecho, su vida fue amenazada con tanta frecuencia que se vio obligado a instalar vidrios antibalas en su automóvil. Su laboratorio fue asaltado, algunos de sus componentes y documentos fueron robados, sus perros eran continuamente asesinados etc. Moray fue baleado en su propio laboratorio. El mismo siempre llevaba un arma y conon los años se volvió paranoico, comprensiblemente, y mantenía el mas alto secreto sobre todo lo relacionado con sus investigaciones.

A veces recibía a los visitantes con una pistola cargada sobre el escritorio, y hasta llegó a afirmar que no dudaría en disparar si era atacado o amenazado. Uno de sus mayores temores era que grandes intereses se roben su invención y simplemente la escondan para que no se beneficiara la humanidad.

Cuando las grandes empresas hicieron ofertas, siempre exigió garantías por escrito de que el dispositivo se ponga en producción y a la venta a todo el mundo, una vez que haya sido desarrollado.

Moray también se dio cuenta del potencial de su invento como arma. Era plenamente consciente de que la única diferencia entre un dispositivo de energía controlada y una explosión, está en la velocidad de liberación de la energía. De acuerdo con John Moray, su padre recibió una oferta para ir a Japón en 1938 porque había logrado construir un ¨deathray¨ (rayo de la muerte) que salía disparado del dispositivo. De acuerdo con John, un representante del gobierno japonés llegó al laboratorio y le ofreció un puesto a Moray, pero él se negó. Supuestamente Moray había logrado manipular el dispositivo para que proyectara un rayo de energía en un haz que podía matar a ratones al instante a más de quince metros. Cuándo eran radiados por el haz, los ratones eran carbonizados de forma inmediata. Parecían congelados, pero se desmoronaban al tocarlos.

En un experimento Moray hizo funcionar su dispositivo durante 157 horas sin ningún tipo de conexión con fuentes de alimentación externas, y produjo más de 50 KW de potencia. Cuando terminó la prueba, había demostrado de una vez por todas que el dispositivo estaba generando energía eléctrica a partir de fuentes libres y naturales, sin baterías o fuente de alimentación externa.

Durante esta prueba ninguna de las partes del dispositivo levantó temperatura; por el contrario, todas las partes del circuito funcionaron en frío. Esto por sí sólo es totalmente inexplicable por la teoría electromagnética ordinaria, pero es coherente con la afirmación de Moray de que el dispositivo simplemente recoge la energía en cada una de sus etapas de una forma subarmónica resonante, en sincronización con las oscilaciones cósmicas de muy alta frecuencia. En otras palabras, puesto que las partes de la máquina se mantuvieron frías, está claro que la energía se está recogiendo simultáneamente en cada etapa, En lugar de ser procesada a través de las etapas individuales y de circular por los cables dado que el procesamiento en serie en el sentido eléctrico convencional llevaría a la presencia de resistencia eléctrica y al calentamiento de los elementos del circuito.

El dispositivo de Moray utilizaba veintinueve etapas de sus válvulas detectoras especiales, que eran difíciles y costosas de producir, sólo uno de cada cuatro resultaban adecuadas para el funcionamiento. También se le dificultaba la obtención de materiales suficientemente puros para la mezcla especial del sedimento que utilizaban sus válvulas.

Moray explicó que su dispositivo se basa en el descubrimiento de una mezcla que actuaría como una puerta de una sola vía para las oscilaciones de alta frecuencia del espacio, de manera que la energía podría ir a través del material más fácilmente en una dirección que en otra. Análogo a como una válvula de compuerta de ida, actuaría sobre las olas del mar, la energía "agua" podría fluir en cada válvula en el sentido de avance, pero se le impide que esta retroceda. El conjunto de múltiples etapas proporciona así una serie de colectores que contenían la energía suficiente para ser utilizada.

En teoría no hay límite en el número de etapas que podrían añadirse, por lo que no parecía haber ningún límite en la energía que tal dispositivo podría producir.

Fuente:

- Juan Castagnino
- William Beaty
- www.lagazeta.com.ar



Ver notas relacionadas:

- Tesla tenía razón
- Nuevo Orden

Fuente: www.lagazeta.com.ar



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook




Inicio