Home
Inicio


LA PATAGONIA "GALESA"

A lo largo de la historia las potencias imperialistas introdujeron comerciantes que les hacían de “punta de lanza”, elementos de presión, espías y de excusa para agredir o invadir un país para “proteger a los súbditos”. Hay muchos ejemplos de esto; cuando los franceses bombardearon Venezuela para defender a un panadero que dijo que unos marineros les robaron unos pasteles; también en la época de Rosas, Francia vino a tratar de recuperar “glorias perdidas en otras partes” y usó como excusa la defensa de un imprentero francés por vender unos mapas comprometedores a Bolivia ; hay muchos ejemplos de este tipo...

“...Los Galeces establecidos en Chubut se habían hecho ciudadanos argentinos y como tales tenían obligación de servir quince días por año en la milicia. Desgraciadamente el gobierno argentino consideraba los domingos días apropiados para el cumplimiento de los deberes militares. Dos habitantes de la colonia con imaginación y tal ambiciosos, pensaron que la solución del problema de los ejercicios militares de los domingos era la incorporación de la colonia al Imperio británico. Fueron a Gran Bretaña para predicar el evangelio de la anexión de la Patagonia. El gobierno argentino los acusó de alta traición. Un miembro galés del Parlamento hizo preguntas en la Cámara. El Presidente de la República visitó Chubut, todo se puso en regla. Los ciudadanos de la República, de habla galesa, que residían en la Patagonia, prestarían servicio durante quince días en diciembre, con exclusión de los domingos. El barco de Su Majestad, Pegasus, visitó la colonia. El capitán informó que todo estaba tranquilo y que los galeces residentes eran leales a la República Argentina. Un almirante retirado que vivía en el campo que se llamaba Brent se quejó ante el Foreign Office de las miserias e injusticias que padecían los galeces en la Patagonia. El Foreign Office expuso al almirante los hechos que había reunido la mejor de las autoridades, un oficial de alta jerarquía de la Royal Navy. El anciano almirante respondió que agradecía a Dios la prosperidad que según se le informaba, gozaban los galeces, pero que aún creía que una república galesa bajo soberanía argentina bien podría constituir una formula de conciliación conveniente." (F.O. 6/459 y 462, 1899) (H.S.Ferns, Gran Bretaña y Argentina siglo XIX)

Fuente: www.lagazeta.com.ar



Inicio