Home
Home


DAVID IRVING: HISTORIADOR REVISIONISTA BRITÁNICO
                          

David Irving


(01) Historiador revisionista
(02) Reseña biográfica
(03) Obras de D.Irving
(04) Opiniones sobre David Irving
(05) Fuentes.

(06) Artículos relacionados.


Historiador revisionista

David Cawdell John Irving (24 de marzo de 1938, Essex) es un historiador revisionista de Gran Bretaña especializado en la historia militar de la Segunda Guerra Mundial. Es autor de más de 30 libros sobre este tema. Actualmente es padre de cinco hijas y vive en Mayfair, en el lado oeste de Londres.

Su posición con respecto al Holocausto es que si bien muchos judíos murieron, Hitler no ordenó un genocidio ni tenía conocimiento de ello. La misma se fundamenta en evidencia documental de que el líder alemán muchas veces tomó acciones para proteger a los judíos de una matanza indiscriminada sobre su pueblo, al tiempo que existe un vació documental respecto a la acusación de que diera una orden para exterminarles. También sostiene que no todo lo hecho por el Tercer Reich fue negativo para su pueblo.

Por defender estos puntos de vista ha sido censurado y perseguido por el Lobby judío en todo el mundo. Fue condenado a prisión en Austria, de febrero a diciembre de 2006 por crimen de pensamiento.

Mediante la investigación de archivos a lo largo del mundo, incluyendo varios tras la famosa Cortina de Hierro, en plena Guerra Fría, Irving ha planteado teorías que muchas veces difieren considerablemente de las que sostienen los demás historiadores. El propone basarse en los documentos originales y dejar que estos cuenten la historia de los personajes y los acontecimientos, en lugar de tomar como base los libros que otros autores han escrito anteriormente. De este modo afirma que se obtiene una visión completamente distinta de los personajes y eventos históricos.

Sin embargo el importante vacío documental de elementos que señalen una relación directa entre Hitler y el Holocausto, hace que su visión del personaje aparezca como mucho mas positiva que la que plantea la corriente exterminista, y que es la única aceptada por la legislación de muchos países. De ahí derivan la mayoría de los problemas legales que ha sufrido el historiador.

Sostiene que para superar la censura política y permitir que las obras puedan publicarse en todo el mundo es imprescindible culpar explícitamente a Hitler del Holocausto y de la Segunda Guerra Mundial. Aquí Irving se encuentra con el problema de la falta de documentación de primera mano que implique al líder alemán en crímenes contras los judíos. Aún peor, cuando se sumerge en los archivos buscando una relación entre Hitler y un supuesto genocidio de los judíos, los documentos apuntan justamente en el sentido contrario.

"Me resultó muy anormal no hallar ningún documento que relacionara a Adolf Hitler con malos tratos a los judíos. En cambio, si que encontré varios documentos de Adolf Hitler destinados a proteger a los judíos. Así, durante el proceso contra Hitler por el "putsch" en 1923, un policía declara que oyó a uno de los líderes del movimiento decir a Hitler: "Mi führer, mis hombres y yo hemos destruido una tienda de los judíos en Múnich", a lo que él repuso: "Lo que han hecho es una vergüenza para nuestro Movimiento. Me aseguraré de que no puedan ustedes tomar parte en ningún movimiento nacional en Alemania". En la noche de los cristales rotos, donde hubo destrozos de tiendas y sinagogas a Hitler le comunican que un hotel de Múnich ha llamado para denunciar que la sinagoga vecina está ardiendo. Entonces, él hizo salir a sus ayudantes a las calles de Múnich para intentar frenar la situación. Convocó a sus principales ministros, a Himmler, a Goebbels, al jefe de la policía y a Rudolf Hess para que evitaran en lo posible estos actos que suponían un desprestigio para el Reich. Tengo un documento de los archivos americanos que reproduce un telegrama firmado por Rudolf Hess y enviado a todos los Gauleiters en el que se indica que no deben incendiarse ni destruir establecimientos judíos".

Estas pruebas son ignoradas por todos los historiadores alemanes. Y hay más ejemplos.

David Irving, Conferencia en España publicada por la Revista Cedade.

A través de sus libros, Irving se ha ganado admiradores a lo largo del mundo, no solamente entre grupos neonazis. También ha entrado en conflicto con la corriente dominante de la comunidad académica en los países occidentales, al punto de que en muchos colegios y universidades sus obras no son citadas ni referidas, a pesar que anteriormente era considerado como el mayor especialista en la Segunda Guerra Mundial, sobre todo por la gran cantidad de documentación de primera mano que posee y que ha utilizado para sus estudios, una característica inusual en historiadores de este período, quienes generalmente basan sus obras en fuentes de segunda y tercera mano.

A lo largo de los años Irving supo granjearse la confianza del círculo de allegados de Hitler lo que le permitió acceder a documentos y testimonios de indiscutible valor histórico.


Reseña biográfíca

Nacido en Essex (Reino Unido), el 24 de marzo de 1938. Es el menor de los cuatro hijos de una ilustradora y de un oficial de la Marina británica que abandonó a su familia durante la II Guerra Mundial. Irving es el autor de obras controvertidas acerca de de la historia moderna, incluyendo biografías sobre Hitler, Churchill, y los militares alemanes Rommel y Milch.

Después de una educación en Artes en el colegio de Sir Anthony Browne, en Brentwood (Essex), se ganó una beca I.C.I. para estudiar Física en la universidad de Londres. En 1959 se unió a los trabajadores siderúrgicos de August Thyssen en el Ruhr, el corazón industrial de Alemania, para perfeccionar su fluidez en el idioma, luego trabajó como estenógrafo en el Comando Aéreo Estratégico de Estados Unidos en la base aérea de Torrejón, cerca de Madrid. En 1961 contrajo matrimonio con la madrileña Pilar Stuyck, con la que tuvo cuatro hijas (se divorciaron en 1981), antes de regresar a Londres para estudiar economía política.

Alentado por Werner Höfer, quien en aquel momento era el editor de la revista de Colonia Neue Illustrierte, a compilar una serie de 37 partes acerca de la guerra aérea —que en ese entonces era un tabú para los alemanes— Irving comenzó a escribir.

Su primer libro fue un inmediato éxito de ventas mundial, La Destrucción de Dresde, publicado en 1963, marcó un antes y un después en la actitud del público británico en lo referido a la guerra aérea contra los no-combatientes. En esa época, el Bombardeo de Dresde de 1945 no era ampliamente conocido. La investigación para este libro fue controvertida, pero elogiada entre los historiadores profesionales.

En 1983, Irving fue uno de los primeros en dudar de la autenticidad del Diario de Hitler en contra del consenso de los historiadores alemanes que veían en ese documento la posibilidad de involucrar directamente a Hitler en el Holocausto. Mas tarde, análisis del papel y la tinta le darían la razón a Irving en cuanto a que se trataba de un nuevo fraude.

Prohibición en España

En diciembre de 2007 tenía previsto un ciclo de conferencias por España, pero el gobierno autónomo en Barcelona intentó prohibir el acto, boicotear la asistencia del público cortando todos los accesos con efectivos policiales, el secuestro de los libros de David Irving y el registro de los asistentes y filmación de su conferencia con la orden de su detención ante cualquier indicio de delito de opinión. Ante ello, los organizadores decidieron pese a todo celebrar una rueda de prensa en la que David Irving debió hablar con precaución para evitar una vez mas la cárcel.

En 2008 realiza un tour de discursos explicando su caso por los Estados Unidos (Denver, Madison Wisconsin, Chicago) así como clases magistrales en varias universidades norteamericanas.

Tras la presentación en septiembre 2008, en Windsor (Londres), de sus memorias escritas en prisión, realiza a final de diciembre del 2008 un nuevo tour de conferencias por España.

Pedido de censura por parte del embajador de Israel

En 2009, a raíz del 70 aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial, el popular periódico español "El Mundo" preparó una edición especial con entrevistas a historiadores y especialistas del conflicto, donde Irving estaba incluido. El embajador de Israel Raphael Schutz, envió una carta de protesta al periódico, a fin de que se censuraran los aportes de Irving en el artículo que incluía además los trabajos de otros importantes expertos en la materia. Aquí no estamos ante un caso en el que pueda invocarse el derecho a la libertad de expresión. El único derecho que no está limitado es el derecho a la vida. Para la libertad de expresión hay (y debe haber) límites. Estoy convencido de que para usted también los hay, y que ciertas cosas no las publicaría[3]. Raphael Schutz

El periódico respondió en una carta donde dice que de ninguna manera niega el Holocausto, sino todo lo contrario, pero tacha al embajador de "intransigente" por su pedido de censura al historiador británico.

Juicios Su obra de 1967 sobre el desastroso convoy Anglo-Americano PQ.17 atrajo una de las más caras acciones judiciales por injurias en la historia legal británica. El comandante británico del convoy, el Capitán Jack Broome acusó a Irving de culparlo del desastre. Tanto el autor como el editor (Cassell & Co) negaron esto, pidieron una justificación y apelaron el veredicto a la Corte de los Lords. Si bien Broome, ganó la acción por 4 votos contra 3 (siendo Lord Hailsham quien diese el voto decisivo como Lord Canciller), se le ordenó pagar una importante parte de los costos.

En 1993 obtuvo una importante victoria en los tribunales australianos cuando el 16 de septiembre la Corte Federal decidió por unanimidad dejar sin efecto la decisión de las autoridades de inmigración de rechazar la solicitud de visado de Irving. Esta prohibición había sido calificada por el periódico The Melbourne Herald Sun como "un asalto a nuestro derecho democrático fundamental de expresarnos libremente" ("...an assault on our basic democratic right -- freedom of speech.")[4]. El fallo también obligaba al estado australiano a hacer frente a los costes públicos legales del proceso así como los honorarios de los abogados que defendieron a Irving. De este modo se allanó el camino para una nueva visita del historiador a suelo australiano, el cual anunció sus planes de recorrer el país durante seis semanas dictando discursos en diversas localidades. Siguiendo este ejemplo, Nueva Zelanda anunció que dejaría sin efecto la prohibición de la entrada del historiador británico a su país.

En 1996 demandó a la autora Deborah Lipstadt por difamación, ya que ésta se refirió a él en su libro Denying the Holocaust como "un antisemita que falsifica documentos para cumplir con su propia agenda ideológica", así como "el más peligroso negador del Holocausto". La defensa presentó sus argumentos a principios del año 2000. Tras meses de alegatos, testimonios y similares, el juez Gray dictaminó que si bien su conocimiento de la historia no tiene comparación, "ha manipulado evidencia histórica por razones ideológicas".

David Irving fue detenido el 11 de noviembre de 2005 por agentes de la Inspección de Policía de las Autopistas cerca de la localidad de Johann in der Heide, en el estado austriaco de Estiria. La detención fue en base a una orden de captura de un tribunal de Viena emitida en noviembre de 1989 por "apología del nazismo" según la Ley de Prohibición vigente en Austria desde 1947. Irving se había trasladado a Austria aparentemente para pronunciar un discurso invitado por la cofradía estudiantil Olimpia, que agrupa a estudiantes de extrema derecha. Sabía que pesaba sobre él una orden de captura desde 1989 por haber dado discursos en círculos considerados "neonazis" austriacos, violando la "Ley de Prohibición". El 20 de febrero de 2006 fue condenado a tres años de prisión por el delito de "negacionismo"[1], tipificado en el Código Penal austriaco, y por "falseamiento de la historia". A pesar de haberse declarado culpable del mismo y retractado de algunas de sus afirmaciones anteriores (viéndose obligado también a admitir durante el proceso la existencia de las cámaras de gas y el asesinato de millones de judíos) el tribunal declaró no haber encontrado indicios de arrepentimiento en su autoinculpación. Irving fue liberado el 20 de diciembre de 2006.


Obras de David Irving

En 1977, luego de diez años de investigación, Irving publicó su más conocida obra, La Guerra de Hitler. En este libro Irving plantea su hipótesis de que Hitler no sabía acerca del supuesto Holocausto y que es inocente de éste. Esta hipótesis ha sido ampliamente discutida y atacada alrededor del mundo.

Actualmente se encuentra trabajando en el que dice será el broche de oro de su carrera, la biografía del líder de la SS, Heinrich Himmler.

Entre sus obras más importantes destacan:

La Destrucción de Dresde, (1963)

La Guerra de Churchill (1987).

La Guerra de Hitler (1977) (reeditado, actualizado y corregido en el 2001).

Apocalipsis 1945.

Núremberg: La Última Batalla (1999).

Auge y Caída de la Luftwaffe (1973).

El Rastro del Zorro: La vida de Erwin Rommel (1977).

Hess: Los años perdidos (1987).

La Guerra de Churchill Volumen II (2001).

La Guerra de Churchill Volumen III (2004).


Opiniones sobre David Irving

"Un autor británico, David Irving, es tal vez la más importante autoridad viva sobre el tema de la era nazi". (Stephen Spender, New York Times Review of Books)

"Gente como David Irving tienen un papel indispensable en la empresa histórica y nosotros no nos atrevemos a que sus puntos de vista nos pasen desapercibidos". Professor Gordon C Craig, (The New York Review of Books, September 19, 1996).

"Es una suerte para nosotros tener un Irving, que como mínimo da nuevos empujes a los historiadores". Profesor Hans Mommsen, (Ruhr-Universität Bochum, 1978).

"En palabras del historiador militar John Keegan: 'Ningún historiador de la Segunda Guerra Mundial puede permitirse ignorar a Irving. Pocos académicos contemporáneos especializados en el Tercer Reich poseen sus profundos conocimientos, prácticamente ninguno se ha encontrado con mayor cantidad de sus figuras dirigentes y nadie sin duda ha rastreado mayor cantidad de material documental –el Archivo Privado conocido como "Colección Irving", que generosamente siempre ha puesto a disposición de otros investigadores, pesa más de media tonelada". Robert Harris (London Evening Standard, April 1, 1996. Mr. Harris is the author of Fatherland and Enigma.)


Fuentes:

- Opiniones N.H.p.112
- Castagnino Leonardo. www.lagazeta.com.ar

Copyright © La Gazeta Federal



Ver notas relacionadas:

- Desde las Termópilas a Berlin (Salvador Borrego)
- Paula Hitler (Hermana del Führer)
- John Kenneth Galbraith (Economista de EEUU)
- Lloyd George (Ministro Inglés)
- Jesse Owens Atleta de Berlin 1936
- Las viscera de Churchuill
- Patrón oro, patron trabajo
- El becerro de oro
- Banqueros internacionales
- Las logias en Alemania
- ¿Revolución rusa?
- Revolución internacional
- Testimonios de parte
- Ayuda capitalista
- Derrota de occidente
- Caballo de Troya.
- Rusia: Antes y despues.
- La CHEKA.
- INO: la mano larga de la CHEKA.
- La PURKKA.
- En las puertas de Moscu (1941) (Segunda guerra mundial)
- Los 30.000 muertos de Rotterdam (Segunda guerra mundial)
- El enemigo invisible (Segunda guerra mundial)
- En las puertas de moscú. 1941 (Segunda guerra mundial)
- Dunkerque: la puerta de escape abierta (Segunda guerra mundial)
- Bombareo a objetivos civiles (Segunda guerra mundial)
- Prisioneros rusos campana de 1941 (Segunda guerra mundial)
- Dresden 1945 (Segunda guerra mundial)
- La toma de Berlín (Segunda gerra muncial)
- Alcazar de Toledo (Guerra civil española)
- Cnel.José Moscardó (Guerra civil española)
- Nuevo orden
- Vladimir Putín (Discurso)



Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLeonardo Castagnino
Historia


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio