Home
Home


LA LOGIA ALEMANA
                          

Alimirante Canaris    
Jefe del contraespionaje alemñán    

Almirante Canaris


(01)
Alta traicion
(02) Algunos infiltrados
(03) La Gestapo
(05) Fuentes.
(06) Artículos relacionados.


Alta traicion

El Nacionalsocialismo fue, por encima de todo, un movimiento ideológico opuesto al marxismo y a su falso rival, el super capitalismo. Entre otras cosas remplazó el patrón oro por el patrón trabajo, disolvió las logias y prohibió su actividad. Al disolverse la masonería, muchos miembros habían huido al extranjero o habían sido detenidos, pero muchos otros, fingiendo lealtad al régimen, se dedicaron a sabotearlo y pasar información a Londres y a la URSS durante la guerra.

El Nacionalsocialismo tuvo amplia aceptación en las clases medias y trabajadoras, y entre el campesinado, pero paradójicamente ciertos círculos de la alta aristocracia prusiana, de la “burguesía financiera”, y sobre todo, de los altos escalafones del ejército, se opusieron al régimen más o menos veladamente. Una parte importante de esos adversarios eran afiliados a la masonería o tenían vínculos con ciertos círculos judíos.

Hjalmar Schacht, antiguo francmasón confiesa su afiliación en la pag. 8 de sus memorias, y fue insólitamente absuelto por el Tribunal de Nuremberg. Sachcht puso numerosas trabas al esfuerzo bélico alemán, junto a otros encumbrados saboteadores, como al almirante Canaris, jefe del Servicio de Contraespionaje alemán, y a la vez agente desde la Primera Guerra del Inteligence Sevice. En 1944 la Gestapo acumuló pruebas suficientes para inculparlo, y fue detenido y fusilado.

Pero el mayor núcleo de traidores se encontraba en el Ejército, sobre todo en las capas más altas, incluido el Estado Mayor.

El general Ludwing Beck, que fue jefe del Estado Mayor hasta 1938, no cesó de conspirar durante toda la guerra, y en 1941 fue unos de los principales organizadores del atentado con bomba contra Hitler, siendo descubierto y ejecutado.

Muchos militares de la vieja escuela, fríos estrategas, odiaban a Hitler porque en diversas oportunidades les impuso estrategias que los Altos Mandos no compartían, pero resultaron exitosas. Por ejemplo en la campaña de Francia, todos los generales autócratas, como Von Stuelpnagel, Von Leeb, Franz Halder, Brauchitsch, etc., se oponían a la acción contra Bélgica y Holanda, al lanzamiento de paracaidistas en Eben Emael, a la acción contra Noruega y Dinamarca, operaciones todas ellas coronadas por un rotundo éxito. Por eso odiaban al Führer, que desconfiaba de ellos con razón, y en privado lo llamaban “el cabo”.

Lor generales Fromrn, Von Falkenhausen y otros, cometieron innumerables sabotajes, y fueron un precioso aliado de Londres y a la larga, de Moscú. Muchos generales y mariscales permanecieron fieles hasta el final, pero a pesar de conocer las actividades de sus colegas traidores, se abstuvieron de denunciarlos. Es que, salvo los más jóvenes que adhirieron al nacionalsocialismo, muchos militares de alto rango se mantuvieron como una casta aparte del resto.

Gracias a esos núcleos traidores a los que Churchill rinde homenaje en sus Memorias, y especialmente a las informaciones del almirante Canaris, Roosevelt, Churchill y Stalin pudieron saber detalles exactos de fechas, tropas, materiales y armamentos a movilizar, por ejemplo, para la invasión a la URSS con la operación Barbarroja.

“El viejo núcleo de generales prusianos es una logia masónica qe me olvide de disolver” -dijo Hitler a finales de la contienda.


Fuentes:

- Joaquin Bochaca, Historia de los vencidos, p.196.
- www.lagazeta.com.ar

Copyright © La Gazeta Federal



Ver notas relacionadas:

- Historia de la masonería en el mundo
- La logia alemana
- Logias rumanas
- Masones argentinos
- El enemigo invisible (Segunda guerra mundial)
- Los 30.000 muertos de Rotterdam (Segunda guerra mundial)
- Bombareo a objetivos civiles (Segunda guerra mundial)
- La puerta de escape abierta (Segunda guerra mundial)
- En las puertas de Moscú. 1941 (Segunda guerra mundial)
- Prisioneros rusos campana de 1941 (Segunda guerra mundial)
- Dresden 1945 (Segunda guerra mundial)
- La toma de Berlín (Segunda gerra muncial)
- Alcazar de Toledo (Guerra civil española)
- Cnel.José Moscardó (Guerra civil española)
- Nuevo orden
- Vladimir Putín (Discurso)

Ver en el indice más Historia Argentina.



Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio