Home
Home


DAVID LLOYD GEORGE
                          

David Loyd George


(01) Opinión
(02) Fuentes.
(03) Artículos relacionados.


Opinion

Primer ministro británico (1916-1922), su gobierno tuvo lugar durante la última etapa de la la 1ª Guerra Mundial y los primeros años de la posguerra.

En un artículo en el “Daly Express” del 17 de septiembre de 1936, dice:

“Hablé con Hitler… En Nuremberg, Hitler declaro correctamente, que su movimiento político hacreado una nueva Alemania. No es la Alemania de al primera década después de la guerra, desalentada y postrada en pesar e impotencia. Está ahora repleta de esperanza y confianza, repleta de un nuevo sentido de importancia y determinación para conducir su propia vida sin la interferencia de influencias externas.
Por primeta vez desde la guerra, un sentimiento general de seguridad y paz prevalece. Las gentes están contentas. A lo largo de la tierra es evidente una actitud de alegría universal y gozo. Es una Alemana mucho más feliz. Podría ver eso en todas partes, y los ingleses que me encontré durante mi jornada, que conocían bien Alemania, estaban igualmente impresionados por el gran cambio. Ese fenómeno maravilloso fue cumplido por un hombre.
Esta es la fama de los de a mente de los jóvenes alemanes. Con su fervor casi religioso creen en su movimiento y en su líder.
Esto me impresionó más que nada cuando experimenté durante mi corta visita a esa nueva Alemania. Una refrescante nueva atmósfera de un despertar, tan raramente eficaz en la unidad de esa Nación.
Católicos y protestantes, prusianos y bávaros, patrones y obreros, rico y pobres han sido unidos en esa nación. Confesiones de fe, clanes o ley de clase y extracción de clase ya no pueden dividir esa nación. Hay una pasión, un sagrado fuego, un esfuerzo por la unidad, nacido de la dura necesidad.
Nunca he conocido un pueblo más feliz que lo alemanes y Hitler se encuentra entre los hombres más grandiosos. Los ancianos confían el él y los jóvenes lo idolatran. Es la adoración de un héroe nacional que ha salvado su país.
Me considero feliz de encontrarme ante aquél que, tras la derrota, ha arrastrado tras de sí y conducido al levantamiento a todo el puebo¡lo alemán.
Hitler parece ser el único que en esta agitación general conserva la cabeza. Se esfuerza en evitar todo motivo de roce con los vecinos de Alemania. Su pacto co Polonia es un acontecimiento notable. Es obra de un político valiente.
Si, Heil Hitler. Yo también lo digo, porque es de verdad un gran hombre.”


Por su parte, el diario norteamericano Boston Evening Transcript, opinaba:

"Cuanto más poder tiene Hitler en sus manos, más serenidad hay en su cabeza."

Nota aclaratoria:

Esto es historia documentada. La transcripción es textual, y no necesariamente implica aceptación, aprobación o coincidencia con lo expresado por cada uno de los autores o documentos transcriptos.
(Ver Nota aclaratoria)


Fuentes:

- Opiniones N.H.p.62
- La Gazeta Federal. www.lagazeta.com.ar



Ver notas relacionadas:

- Ayuda capitalista
- Derrota de occidente


Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLeonardo Castagnino
Historia


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio