Home
Inicio



EL LOBO FEROZ
                          

imagen de Molina Campos

El que era feo pero en serio, era “El chueco Narvaez"... Era "porfiado" de feo.

Tenía una geta como pa chiflar hacienda y menos cogote que botella de aceite. Entre las chuecas le pasaba una pelea de perros y El chueco ni se daba cuenta.

No era feo...era "fiero"...y natural.

Cuando lo vieron nacer trajeron una palada de cenizas. La madre lo acariciaba con una ramita, y en vez de darle el pecho le daba la espalda. Le quedaron las patas chuecas porque aprendió a caminar a los cuatro meses porque nadie lo quería alzar en brazos.

De muchachón se hizo famoso porque en el pago lo conchababan como “el cuco” para amenazar a los chicos... o como “fiero” para espantar alimañas.

En el pueblo le habían puesto “El lobo feroz”, porque perseguía a caperucita, pero se comía a la abuelita.

HT

Ver más cuentos criollos en el: Indice

Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook





Inicio