Home
Home


EL PLAN MORGENTHAU
                          

Henry Morgenthau


(01) El Plan Morgenthau
(02) Churchill
(05) Artículos relacionados.


El Plan Morgenthau

Henry Moargenthau, Secretario del Tesoro de la Administración de Roosevelt, presentó un proyecto para al destrucción de Alemania como Nación y como pueblo.

Dicho Plan, estudiado en al Conferecia de Casablanca y adoptado en Teherán proponía:

1) Privar a Alemania de la totalidad de su industria.
2) Regular la producción agrícola.
3) Ocupar permanentemente su territorio.
4) Declarar “criminales de guerra” a todos aquellos alemanes que hubieran participado en tareas gubernativas o administrativas a partir de 1933.
5) Utilización de mano de obra alemana en batallones de trabajos forzados para le reconstrucción de las regiones afectadas por la guerra en Rusia o Inglaterra.
6) Suprimir toda clase de pensiones de guerra a viudas y huérfanos de guerra.

Morgenthau fue, asimismo, el creador y “alma mater” de la “Sociedad para la Prevención de la Tercera Guerra Mundial”, cuya finalidad era velar para que se cumplieran las cláusulas del plan. Esa Sociedad trabajó activamente para que se llevara a cabo el desmembramiento de Alemania, en que se expulsara a los alemanes de países neutrales, en que no se concediesen visados a ir a Alemania a súbditos de países neutrales, en que no se permitiera la emigración del país, y en poner mil trabas para el restablecimiento de los servicios postales y telefónicos con Alemanes y Austria.

Si todos estos puntos no pudieron ser íntegramente llevados a la práctica, se debe primordialmente a la oposición de una parte de las tropas de ocupación, y al hecho previsible de que ambos bloques, soviético y occidental, se dieron cuenta que convenía conservar a Alemania –o a una ficción de la misma- para servirse de ella contra sus nuevos enemigos, los aliados de la víspera.

El propio Cordell Hull, al que ni con la más recalcitrante imaginación se lo puede calificar de “nazi”, le dijo a Roosevelt que “el Plan Morgenthau tiene como finalidad asesinar por inanición al cuarenta o cincuenta por ciento del pueblo alemán, y convertir al resto en una masa nómada, embrutecida y miserable. Dicho plan contradice al sentido común y nunca podrá ser adoptado por un gobierno americano. El senador William Langa, por Dakota del Norte, dijo en el Senado, que “Mr. Margenthau aparece ahora, convicto del Tribunal de la Conciencia Humana como el instigador sistemático de la aniquilación de los pueblos de habla alemana.” (Documentación del Senado: 18-IV-1946)

Morgenthau no estaba solo en su campaña de odio vengativo. Harry Dexter White (Weiss) y muchos otros correligionarios suyos, le acompañaban en del “gang” de la “Society for the Prevention of the Word War III”.

Otra organización creada a instigación de Morgenthau fue el “Comité Interaliado de Coordinacion”, ue suministraba propaganda para las Naciones Unidas. El secretario de esa entidad fue Isaac Hamwee.


Churchill

Churchill fue el único que intentó oponerse a la materialización del plan Morgenthau en Teherán, pero Roosevelt y Stalin decidieron llevarlo a la práctica. El viejo imperialista que era o, más exactamente, creía ser Churchill, quería mantener a Alemania viva, como pieza indispensable del "puzzle" de equilibrio continental, en el cual todavía se esforzaba en creer, ya que sería difícil de imaginar que el inventor de los bombardeos de las poblaciones civiles alemanas -yno alemanas- el noble "copenhagueante" de Mers-el-Kebir, el hombre que faltando a su palabra entregó a los chekistas centenares de miles de rusos emigrados a Occidente, obró movido por razones humanitarias. Más bien debemos creer que el contrasentido permanente que es la vida política de Churchill está provocado por sus alianzas fáusticas.

A nuestro entender, el viraje que da el viejo imperialista y reaccionario en 1938 tiene una motivación económica. El anticomuista Churchill de 1937, admirador de Hitler y Mussolini, cambia repentinamente de rumbo. En 1938, tras una serie de operaciones desgraciadas en la Bolsa de Londres, llevadas a cabo por sus agentes, Vickers & Da Costa, Churchill quedó en la ruina. Entonces, el financiero australiano Sir Henry Stracosch ofreció a Churchill pagar sus deudas a fondo perdido. Tales deudas ascendían a la entonces colosal suma de 18.162 Libras esterlinas.

Churchill aceptó en el acto y así no debió subastarse su castillo de Chartwell, ni retirarse de la política como era su deseo en vista de su bancarrota. A partir de entonces las "ideas" políticas churchillianas dieron un giro copernicano. Mencionemos, de paso que tanto Stracosch, el "generoso", comoVickers & Da Costa los "desafortunados" eran judíos.


Fuentes:

- Joaquín Bochaca. La historia de los vencidos, p.245
- Castagnino Leonardo. www.lagazeta.com.ar

Copyright © La Gazeta Federal



Ver notas relacionadas:

- Plan Kalergi: Adiós Europa
- Las visceras de Wiston Churchill
- Patrón oro, patron trabajo
- El becerro de oro
- Banqueros internacionales
- Las logias en Alemania
- ¿Revolución rusa?
- Revolución internacional
- Testimonios de parte
- Ayuda capitalista
- Derrota de occidente
- Caballo de Troya.
- Rusia: Antes y despues.
- La CHEKA.
- INO: la mano larga de la CHEKA.
- La PURKKA.
- En las puertas de Moscu (1941) (Segunda guerra mundial)
- Los 30.000 muertos de Rotterdam (Segunda guerra mundial)
- El enemigo invisible (Segunda guerra mundial)
- En las puertas de moscú. 1941 (Segunda guerra mundial)
- Dunkerque: la puerta de escape abierta (Segunda guerra mundial)
- Bombareo a objetivos civiles (Segunda guerra mundial)
- Prisioneros rusos campana de 1941 (Segunda guerra mundial)
- Dresden 1945 (Segunda guerra mundial)
- La toma de Berlín (Segunda gerra muncial)
- Alcazar de Toledo (Guerra civil española)
- Cnel.José Moscardó (Guerra civil española)
- Nuevo orden
- Vladimir Putín (Discurso)



Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio