Home
Home


LOS 30.000 MUERTOS DE ROTTERDAM (Segunda Guerra Mundial)
                          

Junkers JU-87, o Stuka (1). Luftwaffe.    
Segunda guerra mundial.    
Dunkerque


(01)
Propaganda falsa
(02) Toma y bombardeo
(03) Falsa justicacion
(03) Fuentes.
(04) Artículos relacionados.



El cerco

En la guerra, la propaganda es también un arma de lucha que enfatiza victorias y disimula derrotas, para alentar la moral propia y disminuir la del enemigo. Pero en al segunda guerra mundial, la propaganda aliada tuvo un veta de origen no americano, no francés, no inglés, que sobrepasó todos los límites que hasta entonces se habían considerado lícitos o normales, y se recurrió a la calumnia y a la total tergiversación de los hechos.

El caso de Rotterdam fue típico. Se dijo que esa ciudad holandesa había sufrido un ataque terrorista indiscriminado de la aviación alemana y que habían pereció en el ataque treinta mil civiles.

Tuvieron que pasar seis años para que, ya terminada la guerra, el gobierno holandés precisara durante los procesos de Nuremberg, que los muertos en realidad habían sido 814, y que no se habia tratado de un bombardeo de terror, pues los acontecimientos se desarrollaron de distinto modo.


Toma y bombardeo

Estratégicamente hablando, Holanda tenía que ser ocupada para defender todo el flanco norte de la ofensiva alemana sobre Francia. Para eso era imprescindible capturar el aeródromo de Rotterdam y los puentes del centro de la ciudad.

Sobre el aeródromo se lanzó el tercer batallón del regimiento de paracaidistas numero uno. En el aeródromo había varios incendios, y veinte paracaidistas que fueron lanzados erróneamente cayeron sobre la fogata. Los demás aterrizaron en las cercanías, aseguraron una pista, e hicieron posible la llegada del 16º regimiento aerotransportado del teniente Schwiebert, y después de 15 minutos de lucha lograron dominar el control del aeródromo.

Entretanto los holandeses se fortificaron en la ciudad de Rotterdam y la convirtieron en una línea de combate. En esas circunstancias, y de acuerdo con los convenios internacionales, una plaza deja de ser intocable y se vuelve campo de batalla.

Doce hidroaviones llevaron 120 soldados hasta los puentes del centro de la ciudad y lograron apoderarse de un extremo de uno de los puentes, pero enseguida se abrió fuego sobre ellos. Llegaron 40 soldados más y la lucha se prolongó durante cinco días y cuatro noches.

Junkers JU-52 (2). Luftwaffe.    
Segunda guerra mundial.    
Dunkerque

Debido a esto, la aviación alemana de transporte estaba padeciento grandes pérdidas: 286 trimotores Ju-52 sobre un total de 430. Además, el general Von Küchler, comandante del 18º ejercito alemán, temía un desembarco inglés en Rotterdam y pidió que se comunicara a los holandeses a cesar la lucha en la ciudad, o bien la aviación alemana tendría que intervenir en apoyo de sus soldados sitiados en los puentes.

El coronel holandés Scharroo recibió a los emisarios alemanes al mediodía del 14 de mayo de 1940, y estuvo dándole largas al asunto durante 24 horas. Al día siguiente la Luftwaffe recibió órdenes de bombardear a las tropas holandesas que cercaban a los alemanes que se habían posesionado de los puentes.

A las 14.15 del 15 de mayo el jefe del ejército holandés, general Winkelmann, demostró cierta disposición para negociar, pero puso varios requisitos dilatorios. El bombardeo estaba fijado para las 15 hs, es decir que faltaban apenas 15 minutos. Entonces los generales alemanes Schmidt y Student pidieron que se aplazara el bombardeo, para ver si podían lograr que nuevas negociaciones llegaran a buen fin. En ese momento la escuadra de bombardeo número 54, del coronel Lackner, despegaba hacia el objetivo.

La petición de suspender el bombardeo se captó en Bramen, pero dada la diferencia de canales de Bremen, la orden respectiva tuvo que dar un rodeo hasta el puesto de la Luftwaffe que conducía a la escuadra 54.

En Münster, el teniente coronel Rieckhoff se elevó en un avión rápido de caza, tratando de alcanzar a los bombarderos, pero sin lograrlo.

La orden radiada “cambio de objetivo” ya no pudo ser escuchada en el último momento por los pilotos de la escuadra 54, pues ya habían recogido las antenas y se disponían a soltar las bombas desde una altura de 750 metros, para lograr una mejor precisión sobre los objetivos militares.

En tierra, los generales Student y Cholitz ordenaron disparar bengalas rojas como contraseña para que los bombarderos se alejaran, pero la visibilidad era mala y unos pilotos distinguieron las bengalas a tiempo, y otros no.

De los cien aviones que participaron en el ataque, 43 lograron percibir la contraseña y se retiraron sin bombardear, pero los otros 57 dejaron caer 97 toneladas de explosivos.

Dos horas después, el ejército holandés capitulaba.


Falsa jutificación

La propaganda aliada difundió por todo el mundo que aquello había sido un bombardeo de terror, que habia matado a treinta mil civiles holandeses, que en cambio fueron en total 814.

Con esta propaganda, se estaba creando una falsa justificación para los bombardeos de terror que precisamente cuatro días antes Churchill había ordenado sobre ciudades alemanas, ajenas al frente de batalla.

Hubo muchos bombardeos de terror. El más trágico fue el bombardeo de la ciudad civil no militarizada de Dresden, donde murieron alrededor de 200.000 civiles, en la trágica noche del 13 de febrero de 1945, cuando la guerra estaba prácticamente terminada. La mañana del 13 de febrero de 1945, varios aviones aliados de reconocimiento volaron repetidas veces sobre Dresden y con toda tranquilidad tomaron fotografías, sabiendo que allí no había defensas de ningún tipo. Ese mismo día, por la noche, 800 tetramotores arrojaron sobre la ciudad inerme una lluvia de bombas explosivas e incendiarias. Al amanecer del día siguiente, 1.350 bombarderos pesados descargaron también un alud de fuego, y horas más tarde, al oscurecer, otros 1.100 tetramotores maceraron la ciudad destruida.

Referencias

(1)
El Junkers Ju 87 o Stuka (del alemán Sturzkampfflugzeug, «bombardero en picado») fue un avión de ataque a tierra biplaza —piloto y artillero de cola— alemán de la Segunda Guerra Mundial. Diseñado por Hermann Pohlmann, el Stuka voló por primera vez en 1935 y se estrenó en combate en 1936 durante la Guerra Civil Española como parte de la Legión Cóndor enviada por la Luftwaffe alemana.
El avión era fácilmente reconocible por sus alas de gaviota invertidas, su tren de aterrizaje carenado y fijo, y los bramidos de su infame sirena Jericho-Trompete («trompeta de Jericó»), convirtiéndose en el símbolo de la propaganda del poder aéreo alemán y de las victorias de la Blitzkrieg entre 1939 y 1942.

(2)
El Junkers JU 52 fue un avión de transporte alemán utilizado ocasionalmente como bombardero (Guerra civil española); monoplano de ala baja con tren de aterrizaje fijo y revestimiento metálico, descendiente del Junkers F 13. A pesar de sus rasgos arcaicos, con tren de aterrizaje fijo, líneas angulosas y revestimiento corrugado, el Ju 52 no sólo estuvo presente en todas las operaciones bélicas alemanas de la II Guerra Mundial, sino que también participó en algunas de las denominadas "guerras de posguerra".
Fue también uno de los aviones preferidos de Adolf Hitler, quien utilizó uno de estos modelos para su uso personal, y que se convirtió no solo su modelo favorito, sino el más famoso avión representativo del transporte de la Alemania Nazi de preguerra. Hitler usó una versión civil, matrícula D-2600, en color plateado para hacer sus recorridos durante el periódo de preguerra.


Fuentes:

- Salvador Borrego. Infiltración Mundial, p.105.
- LA GAZETA FEDERAL www.lagazeta.com.ar

Copyright © La Gazeta Federal



Ver notas relacionadas:

- Los 30.000 muertos de Rotterdam (Segunda guerra mundial)
- El enemigo invisible (Segunda guerra mundial)
- En las puertas de moscú. 1941 (Segunda guerra mundial)
- Dunkerque: la puerta de escape abierta (Segunda guerra mundial)
- Bombareo a objetivos civiles (Segunda guerra mundial)
- Dresden 1945 (Segunda guerra mundial)
- Dresden 2013 (Conmemoración)
- La toma de Berlín (Segunda gerra mundial)
- Prisioneros rusos (Campaña de 1941. Segunda guerra mundial)
- Alcazar de Toledo (Guerra civil española)
- Cnel.José Moscardó (Guerra civil española)
- Nuevo orden
- Vladimir Putín (Discurso)

Ver en el indice más Historia Argentina.



Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio