Home
Home


SISTEMAS CAPITALISTA, LIBERAL Y FASCISTA
                          

Fondo Monertario inernacional


(01) Colaboración de clases
(02) Fuentes.
(03) Artículos relacionados.


Colaboración de clases

¿Es posible que hoy día, todavía existan personas que sigan creyendo en conducir un país según los antiguos métodos del liberalismo y el capitalismo?
¿Es posible que un presidente se encuentre preocupado en conseguir quién le presta dinero y a quién se lo devuelve, en vez de desarrollar su país ajeno a este juego financiero y usurero?
¿Es posible que sean considerados serios y académicos, aquellos que piensan la economía como la única solución para un país, y pretendan desarrollarla pidiendo dinero prestado?

Un método antiguo como este sistema económico capitalista y liberal, ya con más de 100 años de obsolencia, sigue gobernando nuestro planeta y ningún gobernante tiene el coraje de plantarse ante él.

Este sistema que ya comenzó a plasmarse con la Revolución Francesa, pero que luego de 1930 con la globalización de los bancos centrales se hizo hegemónico, pasando del patrón oro a un patrón ficticio de juego bursátil y usurero, es la farsa más grande de toda la historia humana.

Éste sistema únicamente logró que el 1% de la población mundial tenga más bienes que el 99% restante.

Hay personas muertas literalmente de hambre. Y encima nos toman el pelo, reuniéndose en costosos conclaves mundiales desde hace décadas, realizando planes a 10 o 20 años, sobre cómo solucionar la pobreza y el hambre. No solo que no lo solucionan, sino que generan más pobreza, más guerras para vender sus armas, y más narcotráfico para lavar el dinero luego en sus bancos.

Pero todavía siguen argumentando que es el mejor sistema, y a quién se le oponga, lo tildan de loco, o de no conocer de economía, cuando lo único que hacen (por más que intenten engañarnos que estudian sus métodos en tal o cual universidad, y tal o cual master especializado, obviamente todo un circo armado, para educarlos en esta farsa económica y estandarizarlos al nivel que los verdaderos Amos del Mundo desean) lo que verdaderamente hacen, son cálculos idiotas, explicados con palabras que ellos creen complicadas, para no lograr otra cosa que estafar a los pueblos, y someterlos al eterno yugo del interés y la usura.

¿Qué nos importa a nosotros, los hombres de bien, que escriban tantas formulas económicas, y se junten tantas veces al amparo de la banca internacional, si al fin y al cabo terminamos siempre sometidos al poder del dinero, un dinero falso y tan ficticio como sus fórmulas, las cuales ya ni respetan aquel patético patrón-oro; sino que ahora son solo números en la computadora de los Banco Centrales, los mismos dominados por un puñado de bancos privados?.

Mafalda

¿Todavía alguien cree, que van a luchar contra el narcotráfico? Si lo primero que hacen es ir a reunirse con los Bancos dueños del mismo narcotráfico (o vamos a creer que el dueño de la droga fue Pablo Escobar, o es el chapo Guzmán)

Es ridículo intentar gobernar un país, teniendo como objetivo principal que alguien te preste dinero, es de persona inútil o cómoda. Total luego otro será el deshonesto que no lo devuelva.

¿Tan difícil sería gobernar un país utilizando como fuerza generadora de bienes, el trabajo digno y genuino de los habitantes de la nación? ¿Generar su propio bien de cambio, libre de fórmulas engañosas?

No. No es nada difícil. Ya fue puesto en práctica en la historia en 1933 y el éxito fue rotundo. Pero quienes así lo hicieron, tuvieron la mala suerte de hacerlo justo 3 años después de que los bancos y sus dueños usureros, que venían tejiendo sus telas de araña sobre los pueblos desde hacía años, acababan de presentar su Gran Plan Capitalista. Plan que luego de la caída de las Bolsas Bursátiles de 1930 (generada por ellos mismos) y luego de la ley de 1913 de creación de la Reserva Federal de EEUU (votada en un congreso vacío por navidad), ya estaba listo para dominar el mundo sin restricciones. No solo acababan de presentar la manera a futuro de manejar la economía global, sino que hasta se habían creado a su propio enemigo, al Comunismo; lo crearon cual Golem para mostrarlo como “el mal ejemplo” y como el sistema en donde aquellos que no se suscriben al capitalismo mueren de hambre (todavía los pobres comunistas se piensan que ellos fueron quienes libraron la revolución de 1917… !que ilusos!).

Pero surgidos los Fascismos, obviamente Capitalismo y Comunismo tuvieron que, por un momento, suspender la farsa de que eran enemigos, y aliarse momentáneamente para borrar del mapa al único sistema que les vino a hacer frente y a ponerlos en ridículo frente al resto del mundo. Entonces tuvieron que borrar del mapa al Fascismo y al Nacionalsocialismo.

Ya en ese momento, el Fascismo fue una reacción del pueblo libre y digno de trabajadores ante la avanzada materialista de los primos: capitalismo y comunismo. Ellos, al amparo de la masonería, ya tenían al mundo a sus pies; y los fascismos vinieron a presentar la última y heroica batalla en una completa desventaja; erigiendo sus sistemas en pocos años y armando ejércitos en pocos meses.

La mentira instalada sobre los grandes ejércitos del Eje que estaban a punto de conquistar el mundo ya es insostenible. El Eje luchó contra un poder mundial desmedido, fue la “Tradición” Teutona, Romana y Nipona contra la decadencia “Moderna” y superficial que deseaba convertir el mundo en la masa servil que actualmente es.

El Eje luchó en desventaja de 10 a 1, de la forma más honrosa y brava que la historia nunca conocerá. Lo hicieron porque sabían lo que venía, y lucharon con pasión. El primer antecedente de una Unión Europea se conoció cuando Europa entera se unió bajo la forma de las Waffen SS para salvarla de los crímenes del comunismo.

¿Pero cómo iban a tolerar ellos, estos usureros “elegidos”, que unos simples gentiles blancos idearan un sistema que no dependía del dinero falso que acababan de crear? ¿Cómo iban a aceptar que alguien integre los trabajadores a la Nación? o sea, la sociedad a la nación (nacional-socialismo), si ellos, con el comunismo demostraron que los trabajadores, los proletarios son contrarios a la nación, la aborrecen por creerla de los burgueses, y con el capitalismo habían demostrado que la nación aborrece a los trabajadores. ¿Cómo podía ser que una doctrina integre los dos conceptos?, un sistema que los sintetice, y base su ideología en los beneficios sociales para los trabajadores, pero sin lucha de clases, ni abolición de la propiedad privada.

No. Era intolerable. El fascismo y el Nacionalsocialismo debían borrarse del mapa. Y una vez hecho esto, se debía lograr que no puedan siquiera nombrarse jamás, que se encuentre penado siquiera pensar en ellos.

FMI y liberalismo

Los 6 millones de desocupados que existían en Alemania cuando asumió Hitler, y a quienes luego les dio trabajo sin la necesidad de pedir dinero prestado, ni someterse a la banca internacional; esa cifra de 6 millones, les quedó grabada a fuego a los Amos del Mundo. No solo declararon la guerra en ese mismo instante a Alemania, en 1933, (allí comenzó la Segunda Guerra Mundial, cualquier otra fecha es mentira) sino que ese número de 6 millones sería luego utilizado en venganza contra la insolencia de plantarse al sistema capitalista; ese número 6, las seis puntas de la estrella, el 6 de la bestia, luego sería utilizado para chuparle la sangre hasta la última gota al pueblo alemán (y al mundo entero), obligándolo a pagar de por vida por crímenes jamás cometidos; o en realidad, por el crimen de haber desafiado al Gran Plan Capitalista y haber inventado un sistema mejor, en donde los pueblos no deben ser esclavos . Ojo por ojo, diente por diente. Hitchcock y compañía, sus amigos de Hollywood, comandados por los grandes Maestres masones, Baruch y Morgenthau, se encargarían de crear la mentira más grande de la historia una vez finalizada la guerra. El holocausto. Mentira tan instalada hoy día, que decir actualmente que no existieron cámaras de gas en el Tercer Reich del Führer, sería el equivalente a sostener antiguamente que la tierra era redonda, o que la tierra giraba alrededor del sol. Te tomarían por loco, te hubieran dicho –no señor. La tierra no es redonda es plana-, con la misma seguridad que hoy te dicen que 6 millones de judíos murieron en cámaras de gas.

Pero dejando de lado este tema para no caer en la misma y eterna trampa del holocausto que oculta la verdad del Nacionalsocialismo, lo importante es entender cómo el sistema capitalista ha quedado completamente obsoleto luego del Nacionalsocialismo. Y entender esta doctrina es fundamental. Entender el Nacionalsocialismo sin dejarse llevar por las estúpidas definiciones de diccionario, donde nos cuentan que era una economía corporativista, o que funcionó porque fabricaron armamento (eso lo hace el capitalismo, no el fascismo); sino entender la verdadera doctrina prohibida en colegios y en universidades.

Corresponde a la historia, y a quienes la trasmiten, sincerarse con la población y dejarles conocer de una vez por todas, la verdadera historia del fascismo y su doctrina. Y eso es en estos tiempos tarea de los revisionistas, para que sus investigaciones algún día, lleguen a los ámbitos académicos, que es donde deben estar.

No puede suceder más, en el siglo XXI, que cuando un presidente asume en un país, lo primero que haga es ir a buscar dinero fuera de éste. No puede suceder más que millones de personas dependan de alimentarse, o de vestirse, si los vaivenes económicos que los dominan les son favorables, como tratándose la economía de un oráculo manejado por un grupo de personas dueños de un puñado de bancos. No puede ser más que el dinero de una nación y sus préstamos dependan de una entidad como el Banco Central, compuesta por bancos extranjeros.

Los países deben nacionalizar o cerrar sus bancos centrales. Los gobiernos deben a sus pueblos la dignidad de generar riqueza con el trabajo genuino; y deben abandonar este sistema capitalista y usurero internacional. Deben crear una economía sana en donde no se genere riqueza con la especulación de un grupo de “elegidos” a expensas del resto. Y cuando lo hagan, si otra vez las fuerzas oscuras de este grupo de “elegidos” se ciernen sobre los pueblos, entonces otra vez se presentará la batalla; y entonces, cada uno elegirá de qué lado pelear y morir esta vez.

“El poder mundial del dinero, quiere imponernos una sociedad multicultural y multirracial de diseño masónico e inspiración sionista, donde todo pueblo ha de perder su identidad y toda nación debe desaparecer, esclavizada a la Los Amos del Mundo.”

En lugar de la "lucha de clases" que plantea el comunismo, el fascismo propone la "colaboración de clases".

Por L.T.


Nota aclaratoria:

La transcripción textual del artículo, no necesariamente implica la total coincidencia con las opiniones del autor.

No comfundir sionismo con semitismo ni anti-sionismo con anti-semitismo.


Fuentes:

- Castagnino Leonardo. www.lagazeta.com.ar

Copyright © La Gazeta Federal



Ver notas relacionadas:

- Richard Wagner
-
Rienzo. El último tribuno.
- Wagner y vil metal.
- Wagner y el Dios dinero.
- Rienzo. El último tribuno.
- Sistema financiero.
- Patrón oro y patrón trabajo
- Winifred Wagner
- Cnel.José Moscardó (Guerra civil española)

Ver en el indice más Historia Argentina.



Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio