Home

Home


INMIGRANTES: CADA COSA EN SU LUGAR
                          

John Howard


(01) Un Gobierno sin complejos.
(05) Fuentes.
(06) Artículos relacionados.




Un Gobierno sin complejos.

Discurso del Primer Ministro Autraliano John Howard, el 26 de febrero de 2011 a la(s) 17:21

El motivo que provocaron estas palabras tenía como telón de fondo la invitación del gobierno a un grupo de líderes musulmanes para que prometiera lealtad a la Constitución australiana y a su Reina, Isabel II.

El primer ministro John Howard ya había advertido días antes a los musulmanes que quieren vivir conforme a la ley Islámica (Sharia) a salir del país.

Luego, después de la ceremonia de lealtad constitucional, el jefe del Gobierno y sus ministros mantuvieron un encuentro especial con este grupo musulmán, en el que reiteró su decisión de afrontar las medidas necesarias contra aquellos que cuestionen el modelo de sociedad que rige en Australia.

De entre los miembro del Ejecutivo que tomó la palabra destaca Peter Costello, entonces ministro del Tesoro. Costello aludió a algunos clérigos radicales a los que el Gobierno podría pedir que abandonaran el país si no aceptan que Australia es un estado secular, y sus leyes fruto del Parlamento. Costello declaró a través de televisión que:

“Si aquellos no son sus valores, si ustedes quieren un país con ley Sharia o un estado teocrático, entonces Australia no es para ustedes”.

Por su parte, el ministro de educación Brendan Nelson, señaló más tarde a los periodistas que los musulmanes que no quisieran aceptar los valores locales deberían irse.

“Básicamente -afirmó Nelson- aquellos que no quieran ser australianos, o que no quieran vivir con valores australianos y entenderlos, entonces, deberían irse.”

Tampoco dejaron indiferentes las declaraciones del primer ministro John Howard. Es más, llegaron a provocar el enfado de algunos musulmanes australianos, al respaldar a las agencias estatales que vigilan y supervisan las mezquitas del país. Howard se mostró rotundo:

“Los inmigrantes deben adaptarse. Tómenlo o déjenlo. Estoy harto de que esta nación se preocupe de si ofende a algún individuo o a su cultura.”

El primer ministro también se refirió a la amenaza del terrorismo islamista:

“Desde que los terroristas nos atacaron en Bali hemos experimentado una oleada de patriotismo en la mayoría de australianos. Sin embargo, el polvo de este ataque apenas había desaparecido cuando lo políticamente correcto emergió de nuevo y la muchedumbre comenzó a quejarse de la posibilidad de que nuestro patriotismo ofendiese a otros.”

En cuanto a la inmigración, Jonh Howard también fue preciso:

“No estoy contra la inmigración, y tampoco siento rencor contra alguien que busca una mejor vida viniendo a Australia. No obstante, hay cosas que tienen que entender los que recientemente han venido a nuestro país, y, al parecer, algunos nacidos aquí. Esta idea de Australia de ser una comunidad multicultural ha servido sólo para diluir nuestra soberanía y nuestra identidad nacional. Como australianos tenemos nuestra propia cultura, nuestra propia sociedad, nuestra propia lengua y nuestro propio modo de vivir. Esta cultura ha sido desarrollada durante más de dos siglos de luchas, juicios y victorias por los millones de hombres y mujeres que han buscado la libertad. Hablamos principalmente el inglés, no el libanés, el árabe, el chino, el japonés, el ruso, o cualquier otra lengua. ¡Por lo tanto, si usted desea hacerse parte de nuestra sociedad, aprenda el idioma!”

Respecto a la raíz cristiana, y por tanto de sus valores éticos y morales, de la población australiana de origen no autóctono, John Howard fue meridianamente claro en su defensa:

“La mayor parte de los australianos creen en Dios. Esto no es cosa de algún cristiano derechista, pero un hecho es cierto, y es que hombres y mujeres cristianos, fundaron esta nación sobre principios cristianos, y esto está claramente documentado. Es seguramente apropiado mostrarlo sobre las paredes de nuestras escuelas. Si Dios le ofende a alguien le sugiero que considere otra parte el mundo como su nueva casa, porque Dios es parte de nuestra cultura.”

Para terminar, el primer ministro tendió una mano a las personas de otras confesiones o creencias:

“Aceptaremos sus creencias, y no le haremos preguntas. Pero daremos por hecho que usted acepta las nuestras, y vive en paz y armonía con nosotros. Si la cruz le ofende, o no le gusta, entonces usted debería considerar seriamente marcharse a otra parte de este planeta. Somos felices con nuestra cultura y no tenemos ningún deseo de cambiarla, y realmente no nos preocupamos cómo hizo usted las cosas en su lugar de procedencia. Le cueste lo que cueste, proteja su cultura, pero no fuerce a otros. Este es nuestro país, nuestra tierra y nuestro modo de vivir, y le permitiremos la oportunidad de disfrutar de todo esto. Pero una vez que usted se queje, lloriquee, y no acepte nuestra bandera, nuestra promesa, nuestras creencias cristianas o nuestro modo de vivir, sinceramente le animo a hacer uso de otra gran libertad australiana: el derecho de marcharse.”


Fuentes:

- La Gazeta Federalwww.lagazeta.com.ar

Copyright © La Gazeta Federal



Ver notas relacionadas:

- Voladura de la Embajada
- Causas de las Guerras Mundiales
- Boicot y Declaracion de guerra
- Primera Guerra Mundial
- Causas de la Primera Guerra Mundial
- Camino a Versalles
- Boicot y Declaracion de guerra
- Actitudes francesas
- Waterloo
- ¿Revolución rusa?
- Revolución internacional
- Ayuda capitalista
- Derrota de occidente
- Caballo de Troya.
- Rusia: Antes y despues.
- La CHEKA.
- INO: la mano larga de la CHEKA.
- La PURKKA.
- En las puertas de Moscu (1941) (Segunda guerra mundial)
- Los 30.000 muertos de Rotterdam (Segunda guerra mundial)
- El enemigo invisible (Segunda guerra mundial)
- En las puertas de moscú. 1941 (Segunda guerra mundial)
- Dunkerque: la puerta de escape abierta (Segunda guerra mundial)
- Bombareo a objetivos civiles (Segunda guerra mundial)
- Prisioneros rusos campana de 1941 (Segunda guerra mundial)
- Dresden 1945 (Segunda guerra mundial)
- La toma de Berlín (Segunda gerra muncial)
- Alcazar de Toledo (Guerra civil española)
- Cnel.José Moscardó (Guerra civil española)
- Nuevo orden
- Vladimir Putín (Discurso)

Ver en el indice más Historia Argentina.



Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio