Home
Inicio



PEHUAJÓ – (31 de enero de 1866) ¿IMPERICIA O TRAICION?
                          

Mitre

(01) ¿Impericia o taicion de Mitre?
(02) Yendo por lana, volver trasquilados
(03) Fuentes
(04) Artículos relacionados

¿Impericia o taicion de Mitre?

La batalla de Pehuajó (30-01-1866) - ¿Impericia o traición?
(Mitre había quedado distanciado y resentido con Conesa, después de Cepeda.)

El 30 de enero de (1866) ocurre un curioso combate en el paraje Corrales o Pehuajó. Una fuerza de 450 paraguayos había desembarcado, y Mitre mandó desalojarla a la división Buenos Aires de guardias nacionales de infantería, mandada por Conesa. La división Buenos Aires tenía 1.700 plazas, pero su armamento era deficiente y sus integrantes gauchos recogidos en la campaña “que hubieran sido excelentes soldados de caballería pero que costaba mucho hacerlos infantes” (Carlos D´Amico. Bs.As., sus hombres su naturaleza, sus costumbres. México 1890) (JM Rosa t.VII.p.152)

Guerra del Paraguay  - Leonardo Castagnino Conesa por orden de Mitre ataca de frente a los paraguayos escondidos en un monte. Aquello fue una carnicería de gauchos, sin que Mitre – acampado a escasa distancia – se le ocurriese reforzar a Conesa, de quien estaba distanciado desde Cepeda.

“ ! Como sería el lance de desigual – comenta D¨Amico, uno de los participantes – cuando la división tuvo fuera de combate el 75 %, cuando con las armas que se usaban la regla era el 8 ó 10 % en los hechos de armas más sangrientos ¡…..!como sería, que tuvieron que hacer de oficiales los sargentos, porque la mayor parte de aquellos estaban fuera de combate!”

En contraste con las bajas paraguayas, las pérdidas argentinas fueron inmensas, pero como siempre, Mitre encontraría un culpable del desatre echándole la culpa a los muertos y sobrevivientes; en su parte del día, después de felicitar a los sobrevivientes enviados al matadero, les recomienda que “en los próximos combates sean menos pródigos de su ardor generoso y de su valor fogoso”. como se la culpa de aquella hecatombe la tuviera el ardor y valor de la tropa.

Ante la opinión de Mitre, reflexiona D’Amico: “Como si encontrarse sin sospecharlo con el enemigo en posiciones formidables fuera de ser pródigo en valor; o verse obligado a luchar todo un día porque el general en jefe no manda refuerzos fuera un prodigio en ardor. ¿Qué quería que hicieran esos pobres soldados mandados la sacrificio? ¿Que huyeran para cubrirse de vergüenza? ¿Que levantaran las culatas para traicionar la bandera que se les había confiado?

(JMR.Guerra del Paraguay.p.242) “Pehuajo fue un crimen”, comenta D´Amico. Pocos quisieron creer la impericia de Mitre al dar la orden de ataque contra una posición fortificada, sin reforzar los atacantes; muchos creyeron en el propósito deliberado de aniquilar a los gauchos de la División, sus oficiales (entre ellos Dardo Rocha, salvado miligrosamente) y al coronel Conesa, su enemigo desde que lo desobedeció para salvar el ejército porteño en Cepeda, cuando el iluso de Mitre aún no tomaba conciencia de la derrota ...”La prensa de Buenos Aires dijo entonces – sigue D´Amico – que Mitre había querido deshacerse de numerosos e influyentes enemigos políticos mandando esa división a tan peligrosa acción de guerra en vez de una división de línea, y permaneciendo en inexplicable inacción todo el día, a pesar del fuego alarmante que se oía en el campamento”(Carlos D´Amico. Bs.As., sus hombres su naturaleza, sus costumbres. México 1890) (JMR.t.VII.p.152)

Siendo comandante Mitre, las dos hipótesis son posibles: Impericia o traición.


Yendo por lana, volver trasquilados

Venancio Flores.    
"El degollador de Cañada de Gómez"    
Venancio Flores

En carta de Venancio Flores a su esposa, le comenta el 3 de marzo: “Yo no sé que será de nosotros…perder casi totalmente la División Oriental, y de veras que si a la crítica situación en que estamos se agrega la constante apatía del general Mitre, bien puede suceder que yendo por lana salgamos trasquilados”

El duque de Caixas sabia quien era Mitre, y escribia a su gobierno su opinión. Las cartas fueron publicadas en 1902; en la del 20 de septiembre de 1867, Caixas pedía su propio relevo para no cumplir sus órdenes extravagantes, y se preguntaba: “¿Pero yo, que hago aquí quedando a las órdenes de un hombre que todo podrá ser, menos general?...y en una posterior decía: “Cada vez estoy más persuadido que Mitre no quiere terminar la guerra...creo que él podrá ser todo menos general”.

Mitre, más hábil con la pluma que con la espada, le contesta indignado desde La Nación: “quien jamás tuvo iniciativa ni siquiera la idea de ningún plan de operaciones, nunca hubiera imaginado que falsificaría la historia...si a alguno cuadra esta acusación es a él mismo (a Caixas), negando los títulos de general a quien le daba lecciones militares…”


Fuentes:
- García mellid, Atilio. "Proceso a los falsificadores de la historias del Paraguay"
- Castagnino L. Guerra del Paraguay. La Tripe Alianza contra los paises del Plata
- Rosa, José María. Historia Argetnina.t.VII)
- La Gazeta Federal www.lagazeta.com.ar

                          

Artículos relacionados:

- Bartolomé Mitre
- Guerra del Paraguay
- Pavon- ¡No dispare general!
- Sierra Chica: "El desierto inconquistable"
- Cepeda: La insólita manera de perder una batalla

Ver más "batallas y combates" en el indice: BATALLAS

Fuente: www.lagazeta.com.ar ( Copyright © La Gazeta Federal )



Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook




Inicio