Home
Inicio



JULIÁN GONZÁLEZ SALOMÓN

Julián González Salomón,    ,
Retrato de Eustaquio Carrandi    
Museo Hist.Nacional, Sala Período de Rosas    

(01) Reseña Biográfica.
(02) Guardia de honor.
(03) Fallecimiento.
(04) Fuentes.


Reseña biográfica

Firmaba Julián G. Salomón y vivía en la actual calle Suipacha, entre R.ivadavia y Bartolomé Mitre, esta primera figura de la Sociedad Popular Restauradora, que en 1833 fue uno de los elementos de acción más eficaces que secundaron a doña Encarnación Ezcurra durante la denominada Revolución de los Restauradores.

Se lo ha pintado como uno de los personajes más sangrientos del régimen rosista y figura, para la historia oficial, entre los consabidos degolladores de unitarios. Según el novelista Eduardo Gutierrez, el mazorquero Salomón fue persona de sentimientos humanitarios que más de una vez salvó la vida a opositores de Rosas.

Martiniano Leguizamón ha publicado una carta de Salomón a don Juan Manuel, de fecha 30 de octubre de 1840 (mes de sangrientas represiones), que confirmaría la afirmación de Gutiérrez. La carta dice entre otras cosas:

"Con respecto a las casas unitarias que V. E. me encargó vigilar, no sólo las he observado con asiduidad sino que yo personalmente las he vigilado, y sea por que se han apercibido de ello, a pesar de nuestra cautela o por otras causas, créame S. E. que nada he podido sorprender; por cuya razón no he procedido contra ellos como era justo. Sin embargo, Sr. Gobernador, si V. E. por otros medios adquiere o tiene la menor noticia yo agradeceré a V. E. me lo indique, porque sin más que su indicación yo mismo personalmente aún a medio día, procederé contra cualquiera de dichas casas salvajes, a quienes es preciso exterminar para que podamos vernos libres de esta sabandija que nos mina".

Lucio V. Mansilla, que lo conoció, lo describe así:

"Hombre de poca estatura, retacón, moreno, con poco pelo en la barba, sentado en silla de paja sin pintar, parecía una figura de terracota etrusca. Cuando alguna visita llegaba: 'Voy a llamar la familia', decía, y la familia consistía en la mujer, no teniendo hijos. A mí, por ahí pasaba con frecuencia yendo a la escuela de Misia Candelaria Soria o a San Miguel cuya cripta tiene unas ventanas con reja de fierro que jamás cruzaba sin sentir escalofrios , a mí, me hacía mucha fiesta, conociéndome muy bien, y yo al volver a casa no fallaba en decir: Mamita, ¡he visto a Salomón! Él era. Pero nada, lo repito, me decía. . ."

Esta descripción de Mansilla no coincide con la que hace José Mármol en su novela Amalia, donde lo pinta alto y voluminoso ("cada brazo era un muslo, cada muslo un cuerpo, y su cuerpo, diez cuerpos", escribe).

Pulpería de Salomón,    ,
Esquina de Cerrito y Corrientes, 1891    
Museo Histório Nacional.    

Su padre, un pulpero español, dejó a los hermanos González Salomón una casa de comercio situada en el cruce de Corrientes y Cerrito. (Es la pulpería cuya foto reproducimos en esta página). Julián González Salomón fue uno de los más exaltados federales apostólicos, como lo señalan no sólo la tradición sino diversos documentos, entre ellos dos circu lares de diciembre de 1840, dirigida a los ciudadanos federales para in vitarlos a formar parte de una guardia de honor y escolta de Rosas y de la Legislatura: circulares que llevan su firma y ¡as de Joaquin Maria Ramiro, Ciriaco Cuitiño, Andrés Parra, Nicolás Mariño, Juan Manuel de Larrazábal, José María Boneo y Juan Merlo.


Guardia de honor

Conocida es la importancia que daba el gobernador Rosas a las instituciones, y en especial a la legislatura, y nada era excesivo para cuidar el decoro de las mismas.

Para poner término a las sesiones ordinarias de 1843, el 18 de diciembre llegan de Palermo de San Benito las instrucciones para que la Compañía de de Granaderos del Batallón de Guardia Argentina haga guardia de honor y se sitúa al frente de al Cámara. Debe “Llevar, Bandera, Música y todo el lucimiento y aseo propio de tan respetable acto solemne, guardando durante este servicio el más delicado orden, profundo respeto y puntual cumplimiento” (El General Primer Edecán de S.E. al Oficial Mayor de la Inspección y Comandante General de Armas Coronel Casto Cáceres, Palermo de San Benito, 17 de diciembre de 1843, en Archivo General de la Nación. Buenos Aires, División Nacional. Sección Gobierno. Secretaría de Rosas. 1843 10-26-3-1-A)

Para la apertura de las sesiones de la legislatura del año siguiente, el 1° de enero de 1844, el Primer Edecán de del Jefe de Estado transmite las instrucciones correspondientes al Coronel Julián Gonzáles Salomón, disponiendo que “V.S. en persona a la cabeza de cuarenta Ciudadanos de caballería formen la Escolta del Exmo. Gobierno que debe presentar el Mensaje a los Honorables Representantes; y en cuyo acto ha de hacer las veces y representar a S.E. para entregar el Mensaje al Señor Ministro de Relaciones Exteriores”. Ni el más mínimo detalle, cuya inobservancia podría empañar el acto, es pasado por alto: “Que tal uniforme, Armamento y caballos, será chaqueta y pantalón azul, chaleco y corbata punzó, sombrero negro con penacho colorado y el cintillo punzó correspondiente, la Divisa Federal con las inscripciones de ¡Federación o Muerte! ¡Vivan los Federales! ¡Mueran los salvajes asquerosos, inmundos unitarios! Sable, caballos colorados, con testeras y coleras Punzó” (El General Primer Edecán de S.E. al Coronel Julián González Salomón, Buenos Aires, 17 de diciembre de 1843, en Archivo General de la Nación. Buenos Aires, División Nacional. Sección Gobierno. Secretaría de Rosas. 1843 10-26-3-1-A)


Fallecimiento

González Salomón murió en 1846, antes de la caída de Juan Manuel de Rosas, y, según una difundida tradición, el pintor Eustaquio Carrandi hizo su retrato estando difunto. Había sido durante años Juez de Paz de la parroquia de San Nicolás.


Fuentes:

- Chávez, Fermín - Iconografía de Rosas y de la Federación – Edit.Oriente. Bs.As.,1974.
- Goñi Demarchi, Carlos A.: "Rosas, Washington y Lincoln". Edit. Theoría, 1966.
- La Gazeta Federal
www.lagazeta.com.ar

Ver notas relacionadas:

- Sociedad Pupular Restauradora: Mazorca.
- Ciriaco Coutiño.
- Alen Leandro A.
- Andrés Parra.
- Tablas de Sangre.
- Ribera Indarte.
- Rosas no ha muerto.
- El Restaurador de la Leyes.

Ver en el indice más Historia Argentina.

Fuente: www.lagazeta.com.ar





Inicio