Home
Home


JUAN JOSE BOSCH: "EL QUE NO TIENE COLA DE PAJA"
                          

Dr.Ventura (o Buenaventura) Bosch     

(01) “El que no tiene cola de paja”
(02) Fuentes
(03) Artículos relacionados

“El que no tiene cola de paja” (1)

El mencionado doctor don Buenaventura Bosch, unitario y hermano de unitarios, fue el médico de Rosas. Y durante las largas esperas que debía soportar a su lado (le practicaba sondajes uretrales) conversaban de asuntos políticos, y recibía no pocas bromas respecto a su unitarismo y al de su hermano Gerardo. Y en no pocas de las dificultades que tuvo con los hombres del interior, Rosas le decía:

- ¿Por qué no se van ustedes, los unitarios, con sus ideas, a arreglarme estos asuntitos?... A ver si vuelven vivos...

El doctor Bosch fue médico de Rosas, después del norteamericano Franklin Bond, que de médico pasó a cuñado: de la unión con la hermana, nacieron Enriqueta, Franklin y Carolina Bond y Rosas, y al quedar huérfanos de padre y madre, doña Agustina, su abuela se hizo cargo de ellos.

Es oportuno observar aquí que el doctor don Ventura Bosch no era pariente del boticario de la Merced (que luego lo fue en Lobos), ¡y es verdaderamente sensible! don Juan José Bosch, quien, según los datos consignados por Rivera Indarte, fue uno de los cuatro únicos que, en el plebiscito realizado en favor de Rosas para gobernante y con facultades extraordinarias, votaron en contra.

Su voto tenía un agregado curioso y viril después de su firma: "El que no tiene cola de paja". Y así le quedó de sobrenombre. Fue atacado por los federales y otros adulones, y él les contestó siempre, con artículos periodísticos o versos, que firmaba de ese modo.

El voto de don Juan José, en su boleta, decía textualmente: "Disconforme con la ley del 7 de marzo, en cuanto al tiempo, modo y forma de gobierno que ella sanciona. Muy conforme con la persona de don Juan Manuel de Rosa, mandando en la provincia bajo el imperio de la ley y como custodio de ella".

No le gustaban al hombre ni las facultades extraordinarias ni lo indefinido del plazo para gobernar. Pero le gustaba mucho Rosas.

No fue esa la conducta de Rivera Indarte, que publica esos detalles. Veamos: en el Nº 80 del "Diario de Avisos” que dirige, anuncia en venta su Himno a Rosas, compuesto con motivo de su asunción del mando (con plebiscito y todo), y cuya música compuso el maestro Massini, y publica el retrato del gobernante elegido.

Mariano G. Bosch (2)
(1865 1948)

Del mismo Mariano G. Bosch transcribimos los siguientes recuerdos:

“He dicho que en casa del doctor Ventura Bosch se reunían, habitualmente, distinguidas personas y no pocos médicos. En una de esas reuniones dijo, probablemente, algo que se refería a la asistencia médica que le prestaba al gobernador. Preguntado, entonces, de qué se trataba, que requería tanto tiempo para cada curación, el doctor explicó que de una estrechez uretral, que le obligaba a sondarle y a dejarle la sonda colocada unos minutos.

- "Estos instrumentos eran de tripa y calidad bastante inferior. Largas y flexibles. Y eran peligrosas de manejar.

-“Mientras las dejo colocadas no me puedo mover del lado del enfermo, porque cualquier mal movimiento sería peligroso para su vida, como también lo sería una torpeza de mi mano al colocarlas, Una perforación de la vejiga podía ocasionar la muerte del paciente.

"Esta declaración provocó un silencio solemne. Los oyentes meditaban. De pronto, alguien exclamó:

- ¡Qué gran servicio haría usted al mundo, a la libertad, a nuestro país, doctor ... si un día se le fuera la mano ... y despachara a su paciente al otro mundo! ... Merecería una estatua de la posteridad.

"Mi tío cálló. Meditaba, a su vez.

- "En primer lugar –dijo al rato-, el juramento que prestamos los médicos nos obliga a considerar al enfermo, sea quien fuere, como cosa sagrada. Nos debemos a él, y hasta al sacrificio personal nos obligaría la salvación de su vida.

"Hubo otro silencio. Y más campechanamente añadió:

- "Por otra parte, señores, ustedes están muy equivocados respecto al general Rosas; ¡no lo conocen! Es un cumplido caballero, es un leal amigo, al cual yo aprecio y estimo como se merece y como él a mí".

Obras de Leonardo Castagnino
align="right">
Fuentes:

- Castagnino Leonardo. Juan Manuel de Rosas, Sombras y Verdades
- Chavez, Fermín. La vuelta de Don Juan Manuel.p.145
- Corvalán Mendilaharsu, Dardo.(*) Rosas
- La Gazeta Federal www.lagazeta.com.ar

(1) Dardo Corvalán Mendilaharsu (1888 1959). Entrerriano. Escritor, diplomático e historiador, hijo de un jordanista, Vicente Corvalán. Militó en la UCR lencinista de Mendoza. Uno de los maestros de la nueva escuela histórica, a partir de 1910: De la época de Rosas, 1913; El Chacho, 1914 , Sombra histórica, 1923, y Rosas, 1929. Ministro de Hacienda de José Néstor Lencinas en 1918, y amigo de Hipólito Yrigoyen.

(2) Porteño. Dramaturgo e historiador de teatro. Autor de Teatro antiguo de Buenos Aires, Historia del teatro de Buenos Aires, Historia de los orígenes del teatro nacional argentino y de un estudio sobre Manuel de Labardén.



Artículos relacionados:

-
El plebiscito
- Desigancion de Rosas al 2° gobierno
- El Restaurador de las Leyes

                          

Se permite la reproducción citando la fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook




Inicio