Home
Inicio




CANCIONERO POPULAR
                          

Retrato del Martin Fierro
,    Ilustración de (Juan Carlos Castagnino )
.    

(01) Testimonios
(02) Fuentes
(03) Artículos relacionados


Testimonio

“Después de la caída de Rosas -dice Eliseo F. Lestrade- el país presenció el asolamiento del interior y de la campaña de la provincia de Buenos Aires, realizado por los gobiernos que le sucedieron en la provincia y que desde ésta pretendieron subordinar todo el interior.

“La campaña de la provincia de Buenos Aires, que, numéricamente, después de 1852 tenía mayor influencia que en 1822 y 1830, fue la que más sufrió, no ya la coacción del grupo de hombres que desempeñaban el gobierno, sino la destrucción, por la persecución, por el despojo de las propiedades y por la falta de garantías y seguridad para el trabajo. “El poema Martín Fierro puede documentarse en cada uno de sus versos. “En el interior, los hombres que, como consecuencia del hambre que sufrían y de la falta de medidas del gobierno para paliar ese mal, buscaron de hecho sus alimentos, y aquellos que huían de las levas militares, fueron considerados bandoleros y ejecutados.

“Los campos quedaron , pero el apóstrofe poético no tuvo exponente, porque se trataba del desheredado.

“La documentación sobre estos hechos
-concluye Lestrade- se encuentra en las actas del Senado nacional, año 1875, y en el Archivo Mitre puede verse el desasosiego que experimentaron las poblaciones del interior al paso de las expediciones militares que desde 1852 hasta 1863 se mandaron de Buenos Aires para someter las provincias al nuevo régimen político.”

Mitre y Sarmiento desataron en el interior una verdadera "guerra de policía", incluidos algunos que no fueron partidarios de Rosas, como el Chacho Peñaloza..

"En nombre de la libertad y con pretensiones de servirla, nuestros liberales, Mitre, Sarmiento y Cía., han establecido un despotismo turco en la historia, en la política abstracta, en la leyenda, en la biografía de los argentinos. Sobre la revolución de Mayo, sobre la guerra de la independencia, sobre sus batallas, sobre sus guerras ellos tienen un Alcorán, que es de ley aceptar, creer, profesar, so pena de excomunión por el crimen de barbarie y caudillaje”" (Juan Bautista Alberdi. Escritos póstumos. Ensayos sobre la sociedad, los hombres y las cosas de Sudamérica. Buenos Aires. 1899)

De las penurias de los paisanos en la campaña nos deja testimonio el genial poema Martin Fierro, de José Henández.

(Del poema Martin Fierro)

...

Que en esta despedición
tuviéramos la esperanza;
que iba a venir sin tardanza,
según el Jefe contó,
un menistro o que se yo...
que le llamaban don Ganza;

Que iba a riunir el ejército
y tuitos los batallones,
y que traiba unos cañones
con más rayas que un cotín;
!pucha!... Las conversasiones
por allá no tenian fín.

Pero esas trampas no enriedan
a los zorros de mi laya;
que esa Ganza venga o vaya,
poco le importa a un matrero.
yo también deje las rayas...
en los libros del pulpero.

José Henández dijo de Mitre que fue "hombre funesto para tres repúblicas". Se referia Hernandez a las repúblicas Argentina, Uruguay y Paraguay, con respecto a la responsabilidad de Mitre en la hecatombe de la guerra de la Tripe Alianza.

No solo el Martín Fierro dejó testimonio de lo sucedido en el interior con la llegada de la civilización mitrista: Juan Alfonso Carrizo, investigador del cancionero popular, dice haber encontrado hasta en lejanos pueblitos de Salta canciones en que se añora la época de Rosas, manifestandose en cambio que “la constitución famosa, hoy nos trata con rigor”.

El citado autor, en una conferencia pronunciada el 23 de junio de 1934, dijo que “A pesar de haber hallado muchísimos cantares de al época rosista, ninguno encuentro que signifique una protesta contra Rosas. Los pocos que he oído son de origen culto, hecho por gente de las ciudades y no del pueblo cmpesino”

Talvez por eso, muchos años después de la caída de Rosas, según relata un testigo presencial, un paisano presente en un boliche la campaña bonaerense, clavando el cuchillo en el mostrador, dijo bien fuerte:
“Viva el gaucho don Juan Manuel”

                          

Fuentes:

- Saldías Adolfo. Historia de la Confederación Argentina.
- Ezcurra Medrano, Alberto. Las otras tablas de sangre.
- La Gazeta Federal www.lagazeta.com.ar
Copyright © La Gazeta Federal
Ver temas relacionados:

-
La guerra del policía.
- La resurrección de Clavero.
- La muerte del Chacho Peñaloza.
- Felipe Varela.
- Folclore
- ¿Civilización o barbarie?
- ¿Civilización o barbarie?
- Juan Manuel de Rosas

Ver más artículos en el indice: Indice General

Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



LA GAZETA EN YOUTUBE La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


LA GAZETA EN FACE HomeLa Gazeta Federal
en facebook





Inicio