Home
Inicio



GENERAL HILARIO LAGOS - Fallecimiento 5 de julio de 1860
                          

General Hilario Lagos     
Óleo existente en el Museo Histórico     
Nacional. Foto Carlos A.Guastavino    

Cnel.Hilario Lagos

Pareja y larga fidelidad a la causa de la Federación fue la nota primordial de la vida del coronel Hilario Lagos, nacido en Buenos Aires el 22 de octubre de 1806 y muerto en la misma ciudad el 5 de julio de 1860.

Habiéndose iniciado en la carrera de las armas hacia 1824, la primera etapa de su existencia estuvo vinculada a la guerra contra el indio en la provincia de Buenos Aires. Sirvió con Rauch y con Pacheco, e hizo la campaña del Brasil.

Y en 1833, durante la expedición que Rosas llevó al desierto, formó parte de la plana mayor de dicho ejército bonaerense. Sus proezas en esta campaña confirmaron su fama de valiente y diestro oficial. Ostentaba por entonces el grado de teniente coronel.

En 1838, en tiempos del segundo gobierno de Rosas, fue destinado al Departamento del Norte, con asiento en el Fuerte Federación. Dos años después, al producirse la invasión de Lavalle, pasó a servir en el Ejército de Vanguardia de la Confederación, al mando del general Oribe. Se dice que en Quebracho Herrado fue él quien decidió el triunfo de los federales, al desbaratar los cuadros que comandaba el coronel Pedro José Díaz, al que tomó prisionero y dio toda suerte de garantías, después de felicitarlo por su valor. En esta campaña luchó también en Famaillá, donde Lavalle fue nuevamente derrotado.

A partir de 1844 fue en apoyó de Urquiza, que comandaba las fuerzas federales de la Mesopotamia contra unitarios y aliados europeos. Peleó así en India Muerta, Laguna Limpia y Vences. En 1850, siendo jefe político de Paraná, renunció a su cargo luego de negarse a seguir a Urquiza, sublevado contra Rosas y aliado del Brasil. Por entonces se hizo cargo de una división federal reunida en Bragado y al frente de ella enfrentó al entrerriano. Leal a Rosas, se desesperó por cubrir los titubeos de Ángel Pacheco, cuya moral había sido minada por Urquiza.

En la noche del 2 de febrero de 1852 asistió a la junta de Guerra convocada por Rosas, y en Caseros comandó tres divisiones de caballería, en el ala izquierda rosista.

Con posterioridad al 11 de setiembre de ese mismo año fue desterrado por los liberales triunfantes, pero regresó a Buenos Aires dos meses después. En diciembre de 1852, siendo jefe del Departamento del Centro de Buenos Aires, se pronunció desde Luján contra los segregacionistas porteños encabezados por Mitre y Valentin Alsina. Fue apoyado por prestigiosos jefes de la campaña bonaerense (Francisco Clavero, Juan de Dios Videla, Eugenio del Busto, Antonino Reyes y otros) y puso sitio a la ciudad de Buenos Aires. Su bandera en esta campaña fue la de la unión nacional y del Acuerdo de San Nicolás; pero no recibió de Urquiza todo el apoyo necesario para tomar la ciudad y recuperarla para la Confederación. Traicionado por la escuadra de la Confederación (que comandaba John Halstead Coe ), tuvo que levantar el sitio a fines de junio de 1853.

Como Urquiza firmó el acuerdo de San José de Flores (10 de julio), Lagos debió expatriarse. Sus bienes fueron embargados y sus grados militares suspendidos. En noviembre de 1854 secundó al coronel Jerónimo Costa en su invasión contra el gobierno liberal; pero fueron vencidos en El Tala.

El 30 de diciembre de 1856 el presidente Urquiza le extendió los despachos de coronel mayor (general) de los ejércitos de la Confederaciónn, y en 1857 pasó a Buenos Aires. Como se le ofreció la restitución de su grado y el levantamiento del embargo, Lagos rechazó el beneficio, declarando que su suerte estaba vinculada a la de todos los porteños emigrados, "sus compañeros de infortunio", y se radicó en Rosario. En Cepeda (octubre de 1859) comandó una división federal. Fue su última batalla.

Luego del Pacto de Unión Nacional pudo regresar a Buenos Aires, pero a los pocos meses se produjo su fallecimiento. Hilario Lagos fue padre del coronel del mismo nombre, que se distinguió en la guerra del Paraguay y que actuó en las filas liberales.

Fuentes:

- Chávez, Fermín. Iconografía de Rosas y de la Federación. Edit. Oriente 1970
- La Gazeta Federal www.lagazeta.com.ar



Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio