Home
Home



PRUDENCIO ARNOLD (1809 - 1896)
                          

Prudencio Arnold     
Retrato en podr de sus descencientes     

Prudencio Arnold

(01) Reseña
(02) Ante de Caseros
(03) Leal a Rosas
(04) Fuentes.
(05) Artículos relacionados

Reseña
Nació en Buenos Aires en 1809. Era hijo de don Jorge Brown Arnold, nortamericano.

A los 17 años se incorporó como alférez al Regimiento 3° de Milicias. Su primera campaña comenzó a final de 1828, formando en el ejército federal que debió enfrentar a las fuerzas de Lavalle. Peleó en Navarro y tomó parte en las guerrillas que siguieron a esta batalla en Navarro y tomo parte en las guerrillas que siguieron a esta batalla; en Las Vizcacheras vio cómo el cabo de Blandengues Manuel Andrada le boleó el caballo al coronel Rauch y cómo el indio Nicasio lo ultimó.

Días antes de Puente de Márquez (26 de abril de 1829) se incorporó a Rosas en La Turbia, Navarro. "Allí estaba -dice Arnold- el comandante general de campaña don Juan Manuel de Rosas, el hombre de nuestra predilección que con tanto gusto y sacrificio veníamos buscando desde la derrota de Navarro".

Nuevamente se batió contra los unitarios en la jornada de dicho puente sobre el río de las Conchas, y participó en el sitio de Buenos Aires, lo que le valió recibir los despachos de teniente 1°.

En octubre de 1833 se distinguió en la Revolución de los Restauradores, y por el éxito obtenido en una guerrilla sobre la plaza Miserere ganó el grado de capitán. Seis años después hizo la campaña de Chascomús, contra los estancieros del sur levantados contra Rosas. Luego se retiró a su casa en el partido de San Miguel del Monte, con el premio otorgado por la Sala de Representantes a los vencedores de aquella sublevación.

En agosto de 1840 hizo campaña contra Lavalle en Buenos Aires y se contó entre los vencedores de Quebracho Herrado, Córdoba, el 28 de noviembre de ese año. Fue ayudante en Córdoba del comandante general de Armas, coronel Vicente González (a) "Carancho del Monte".

Posteriormente pasó al Boquerón, cerca de Rosario, para guardar la ciudad contra los indios. Allí permaneció varios años y se distinguió en numerosos combates contra los salvajes.

En abril de 1844 derrotó a la indiada en Los Chañaritos, sin lograr apresar al coronel Manuel Baigorria, que la comandaba. A mediados de 1845 se incorporó a las fuerzas del gobernador Pascual Echagüe, para luchar contra el invasor Juan Pablo López, "Macarilla". El 12 de agosto asistió a la derrota federal de Mal Abrigo, y posteriormente volvió a su campamento en el Boquerón del Rosario. El 16 de noviembre de 1845 infligió nueva derrota a la indiada en el Arroyo del Medio. "Con los indios venían los dos coroneles Saá y el de igual clase Baigorria”, -dice Arnold. Pudo rescatar cautivos y cerca de 25.000 cabezas de ganado.


Ante Caseros

Después del pronunciamiento de
Urquiza contra Rosas debió incorporarse a la división del teniente coronel Martín Santa Coloma, en las cercanías de Coronda. En diciembre de 1851 pudo salvar de un desastre a la división del coronel Serrano, que se había sublevado, por torpeza de este jefe. Su actuación movió a Rosas a otorgarle los despachos de coronel de caballería de linea, pero no llegaron a poder de Arnold a consecuencia de los sucesos de Caseros. Don Juan Manuel se los envió desde el exilio en Southampton, a principios de 1876, veinticinco años después.

En vísperas de Caseros se incorporó a las fuerzas de Pascual Echagüe y luego operó sobre el sur de Santa Fe, hostilizando a los efectivos urquicistas. El 19 de enero de 1852, su columna de 160 hombres fue dispersada en la Loma Negra por fuerzas superiores de la división de Juan Pablo López.

Su fidelidad a la Federación, en esos días, fue reconocida por el comandante en jefe del Departamento del Norte de Buenos Aires, coronel Hilario Lagos. En ningún momento dejó de hostilizar a las fuerzas enemigas, por su extremo derecho y retaguardia. La rápida conversión hecha por Urquiza desde la Guardia de Luján hacia Caseros cerró el paso a Arnold, que no pudo incorporarse a Rosas antes de la batalla.


Leal a Rosas

Luego de Caseros marchó a la Guardia del Monte y desde allí pidió órdenes al general Pacheco, quien dispuso se presentase a Urquiza. Ordenó a su columna que no se rindiese y puso término a sus servicios.
“Fui el último de los capitanes que mandaban fuerza de los Ejércitos Argentinos que obedecían a este señor general (Rosas) y el único que no Presentó armas al general vencedor”, escribe Arnold.

Urquiza le dio seis meses de licencia con orden de presentarse nuevamente.

En enero de 1853, el coronel Hilario Lagos, comandante en jefe del Ejército Federal, lo designó comandante de milicias de los partidos de Rojas, Salto y Pergamino.

Semanas antes de
Pavón, abandonó su estancia San Pascual, ubicada en el partido de Ramallo, y se presentó al general Ricardo López Jordán, que organizaba en Rosario fuerzas para la Confederación.

El 17 de septiembre de 1861 luchó en Pavón como ayudante de Urquiza. Tres dias después el presidente Derqui lo nombró comandante de la Guardia Nacional de los partidos de San Nicolás, Pergamino, Rojas, Salto y Junín. Mas el 2 de octubre renunció a dicho mando militar. Poco después Mire lo autorizó a residir pacíficamente en su estancia o donde quisiera. "Así concluí esta campaña –dice-, ahumado con la pestilente Pólvora de Pavón”.

Vivió después a Rosario y San Nicolás, y posteriormente en su estancia Santa María, en el sur santafesino. En octubre de 1875 le escribía a Rosas: "Su retrato de bulto es el único que hay en la salita de mi casa, en esta ciudad, frente a las ventanas de la calle”. Su afecto hacia el Rosas permanecía incólume veinte años después de Caseros.

El coronel Prudencio Arnold publicó importantes escritos históricos, entre ellos: Colección de artículos y refutaciones históricos sobre los acontecimientos del Rosario el 25 de diciembre de 1851; Rectificaciones históricas al folletín del doctor Estanislao Zeballos titulado "Dinastía de los Piedra", Refutación histórica sobre la batalla de Malabrigo; y sobre todo, Un soldado argentino, sus memorias autobiográficas, Rosario, 1893.

Murió el 31 de marzo de 1896. En sus últimos tiempos apoyó políticamente al doctor Bernardo de Irigoyen y a la Unión Cívica santafesina. Su hijo Jorge Brown Arnold, autor de "La muerte de la República", fue secretario del nombrado doctor Irigoyen.


Fuentes:

- Chávez, Fermín – Iconografía de Rosas y de la Federación – Buenos Aires (1972).
- La Gazeta Federal
www.lagazeta.com.ar


Artículos relacionados:

-
Caseros: el principio del fin
- El Restaurador de Las Leyes

Copyright © La Gazeta Federal

Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



LA GAZETA EN YOUTUBE La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


LA GAZETA EN FACE HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Inicio