Home
Inicio



TESTERA Y COLERO PUNZÓ
                          

Juan Manuel de Rosas    
Obra de Teodoro Bourse    

01 Tarea de gobierno
02 En la quinta de Palermo
03 Costillar al asador
04 Testera punzó
05 Fuentes
06 Artículos relacionados


Tarea de gobierno

Rosas hacían una labor titánica para tratar todos los asuntos de gobierno. Trabajaba desde que se levantaba a primeras horas de la tarde, ininterrumpidamente toda la noche hasta la mañana siguiente, redactando cartas o documentos, y revisando hasta el mínimo detalle todos los expedientes de gobierno o documentos que recibía o que le transcribían sus escribientes, haciendo anotaciones o correcciones al margen.


En la quinta de Palermo

Por breves temporadas, Rosas dejaba la ciudad y se retiraba a la
quinta de Palermo, donde atendía algunos asuntos de gobierno, y el resto del tiempo lo dedicaba a atender visitas, a dirigir trabajos en el predio, al descanso, o a dar rienda suelta a sus bromas y picardías, muchas veces acompañado por sus bufones.

Sabía caminar al aire libre por el parque de Palermo, y con su un bastón de caña dirigía el trabajos de los jardineros o encargados de las plantaciones. En la ribera, a la sombra de los sauces, solía sentarse o tomar mate o dar una vuelta de a caballo.

En una de esas estadías en la quinta de Palermo, fue a visitarlo el general Lamadrid. Unitario exiliado en Paysandú, Lamadrid recibía pagos del gobierno de Buenos Aires, y había pedido para que su hijo pudiera educarse en Buenos Aires, cosa de la que se encargó el propio Rosas.

Lamadrid, desde la Banda Oriental, había escrito a Rosas en varias oportunidades, sin recibir respuesta, hasta que decide trasladarse a Buenos Aires.

“Resolví marchar –dice Lamadrid en sus Memorias- sin comunicar mi pensamiento a nadie, y saqué mi pasaporte, momentos antes de salir el paquete Rosa para Buenos Aires, el 30 de agosto del año 1838, y sin avisar al señor Rosas”

Llegado a Buenos Aires, Lamadrid participaba en todas la tertulias que podía, brindando efusivamente por los federales y por el propio Rosas, hasta que logra que éste lo reciba en Palermo.


Costillar al asador

Rosas lo recibió en Palermo bajo la sombra de un ombú, “recostado en las faldas de su hija sobre un banco de madera en que estaba ella sentada –relata Lamadrid en sus Memorias-, y con uno de los locos que siempre le acompañaba a su lado”.

La recepción fue amable, y después de tomar unos mates, “vamos compadre a comer un asado a la sombra de los sauces”, invitó Rosas. “Marchamos con su hijo Juan –relata Lamadrid- la señora de éste, Manuelita y dos locos, a uno de los cuales le llamaba
Señor Gobernador



Comieron un costillar de vaca al asador en la orilla del río. Rosas decía “jocosidades a los locos –relata Lamadrid- brindándoles con vino. Después de empezado el almuerzo llegó el comandante Maza con una joven prima suya…Se mandó traer el bote para dar un paseo en el río, y al momento fue presentado un hermoso bote, todo pintado de color punzó, en hombro de dos indios pampas”. Una vez en el agua, subieron todos, incluido los bufones. A lo lejos, en el río, se veían las cañoneras francesas que bloqueaban Buenos Aires.

Gral.Gregorio A. de Lamadrid.    

Gral.Lamadrid


Testera punzó

Lamadrid regresó a la ciudad por la noche, acompañado por
Ramón Maza, montado en un caballo que le regaló Juan Manuel. Éste había ordenado se ensillara un caballo que le recalaba, para que sea silla de su compadre.

“Serían las diez de la noche –relata Lamadrid en sus memorias- cuando llegue a mi casa, me desmonté, y al desensillar me encuentro con una testera punzó de plumas en el freno, y una colera del mismo color en la cola del caballo, lo que no había notado hasta aquel momento por la oscuridad de la noche”.

“No habrá más remedio que usarlo –dijo Lamadrid- y me vi precisado a poner la divisa con que había sido investido en la quinta, so pena de caer en desagrado de mi compadre si no la usaba”

                          

Fuentes:

- Lamadrid, Gregorio Araoz. Memorias.
- Ibarguren, Carlos. Juan Manuel de Rosas, Su vida, su drama, su tiempo
www.lagazeta.com.ar



Artículos relacionados:

-
Si queres protestar...ponete al punzó
- Brindis federales de Lamadrid
- Vidalitas federales de Lamadrid
- Cenando con Rosas en Palermo
- Los 25 mates
- Arroz con leche
- Palermo de San Benito
- Diplomacia en el Riachuelo
- Complot unitario de 1833
- Ejecución del Complot unitario.
- La sagacidad de Rosas
- El Restaurador de las Leyes

Fuente: www.lagazeta.com.ar

La Gazeta Federal en Facebook   La Gazeta Federal en Facebook

Home