Home
Inicio


PUNTO FINAL
                          

Caaguazu

(01) Carta de Pascual Echagüe a Urquiza
(02) El final
(03) Fuentes.
(04) Artículos relacionados


Carta del Brig.Gral.Pascual Echagüe al Gral.Urquiza. 1841

El 17/09/1841 Mientras avanzaba al frente del Ejército Federal hacia la trampa que le tenía preparada el Gral. Paz en los campos de Caaguazú, Pascual Echagüe contestaba por carta a su subalterno - el por entonces general Federal Justo José de Urquiza - quien lo consultaba remitiéndole una documentación del general Rivera en donde se lo invitaba a traicionar a Don Juan Manuel de Rosas y pasarse de lleno al bando unitario, en lo que se conoce como "El milagro de la casa de Braganza"

Los acontecimientos posteriores (a dicha “consulta” hecha por Urquiza a Echagüe) mostrarían que por alguna razón el general unitario José María Paz conocía al detalle tanto las fuerzas de las que disponía Echagüe como así mismo los detalles de los planes estratégicos del Ejército Federal que este comandaba, por lo que pudo hacerlo caer fácilmente en la emboscada de la batalla de Caaguazú del 28/11/1841.

La Batalla de Caaguazú marcó el inicio de la caída de Rosas.

Urquiza materializaría completamente su traición en su célebre pronunciamiento contra Rosas del 1 de mayo de 1851.

Pero en 1841 tanto Echagüe como Rosas confiaban en Urquiza, razón por la cual Echagüe le respondía a su “consulta” en estos términos:

"Mi amado compadre:

Caaguazu He leído su apreciable del 13 de presente y las que me adjuntó. De todo quedé impuesto pero le aseguro a Ud., que pocas veces me ha indignado tanto la audacia Unitaria como como cuando he visto las dos cartas que los salvajes se han atrevido a dirigir a Ud. Rudos desesperados e impávidos le han querido tratar como a un hombre demasiado común. Su silencio es la mejor contestación que puede darles y se repitieran segunda invitación opino que su contesto deber ser reducido a estos conceptos:

Que usted jamás ha sido tan desnaturalizado que haya olvidado por un momento el sentimiento americano. Que el honor, la dignidad y la independencia de su patria son ídolos de su corazón y que está irrevocablemente decido a darles las ultimas explicaciones a los salvajes que se ligaron con el extranjero con su lanza en el campo de batalla.

Felicito a Ud. mi compadre querido y a todos los valientes Generlas que están a sus órdenes por el importante triunfo de nuestros compatriotas en San Juan, cuyo principal trofeo es haber tomado prisionero al salvaje desnaturalizado Acha, con otros más, como lo verá en las copias e impresos que le adjunto.

Concluiré diciéndole que no se afecte porque esos malvados le hayan faltado el respeto. Su posición es crítica y su debilidad los tiene febríticos.

Sigo mi marcha con algunos inconvenientes, más espero en Dios que logremos el fruto de nuestra constancia. Me es siempre grato repetirme su firme amito y leal compadre que lo distingue.

Pascual Echagüe

Lucas (Villaguay), 17 de septiembre de 1841".

(Subrayado en el original)

Urquiza había empezado su vida política a las órdenes de su medio hermano Ricardo López Jordán (padre), y junto a Lavalle se sublevó en 1830 contra Solá.

En 1831, arrepentido (luego de la derrota) se pasó al bando Federal. Era un hombre de considerable fortuna que ambicionaba poder acrecentarla más.

Se destacó peleando a las órdenes de Echagüe en las batallas de “Pago Largo” (marzo de 1839 contra el unitario correntino Berón de Astrada), “Cagancha”, (en diciembre de 1839 contra las tropas de Fructuoso Rivera) y “Don Cristóbal” y “Sauce Grande” (ambas batallas contra el unitario Juan Lavalle en 1840).

Pero parece ser que nunca estuvo demasiado alejado de sus antiguos correligionarios unitarios a pesar de que en 1831 los había traicionado pasándose al bando de Rosas: Su socio y amigo Benito Chain realizaba periódicos viajes comerciales a Montevideo en donde se entrevistaba con los unitarios en el destierro e intercambiaban planes.

En 1851 Urquiza volvió a pasarse al bando unitario pronunciándose contra Rosas, pero luego de Caseros en 1852 se enfrento nuevamente a sus antiguos amigos de 1830 que luego fueron sus enemigos en 1831 y que nuevamente fueron sus amigos en 1851. Tratando de congraciarse con los Caudillos Federales (sobrevivientes) se enfrentó militarmente a Mitre, su antiguo gran amigo unitario (junto a Sarmiento) en las batallas de Cepeda en 1859 y en Pavón el 17 de sep de 1861. (Batalla “pactada” previamente, en pacto de la masonería)

No serían estas las últimas traiciones de Urquiza. Si siempre había navegado con un pie en cada canoa, en vísperas de la guerra de la Triple Alianza navegaba con un pie en cada canoa y con una caña pescando en Brasil: hablaba con tirantes y doble juego con Mitre, mientras hablaba con su compadre Francisco Solano López, ofreciéndole gestionar el paso de las tropas paraguayas por territorio de la confederación, y en caso de no lograrlo, pasar con el ejercito entrerriano a ser la vanguardia del ejercito paraguayo. Al mismo tiempo, mientras los brasileños demolían a cañonazos la plaza de Paysandú, negociaba secretamente en su palacio de San José con el delegado brasileño, a quien terminó vendiéndolo 30.000 caballos del ejercito entrerriano, dejándolo de a pie. Lograda la venta, rompió las promesas a López, arregló con Mitre y paso a ser proveedor del ejercito Aliado. No quedan dudas de que Urquiza era un buen militar, pero era mejor aún como vendedor de caballos.

También se desentendió de la lucha de los federales, que eran perseguidos en el interior poro las tropas unitarias del mitrismo.



Punto final

En abril de 1870 finalmente cayó muerto, intentando oponerse a la revolución de Ricardo López Jordán, que exigía su retiro.

Se había cambiado de bando cuatro veces.


Fuentes:

Obras de Leonardo Castagnino - Carlos Maria Zavalla, para La Gazeta Federal
- Martinez Benigno T. Historia de Entre Ríos. Tomo II, pag.470
- La Gazeta Federal. www.lagazeta.com.ar



Ver notas relacionadas:

- Justo Jose de Urquiza
- El fin de todo traidor
- Vendedor de caballos
- Pascual Echague
- Testimonio de Hamilton Fotheringham
- Diplomacia vaticana(El exilio de Rosas)
- Rebelion jordanista

Ver en el indice más Historia Argentina.

Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook





Inicio