Home
Inicio



"ACTOS DE SEVERIDAD" UNITARIA
                          

Gral.Jose "manco" Paz.    

Gral.José M.Paz


01 Libertad condicional
02 Violento por constitución
03 "Actos de severidad"
04 El "arbitrio singular"
05 El proceder de Rosas
06 Fuentes
07 Artículos relacionados


Libertad condicional

La Coalición del Norte contra Rosas, no lograba reponerse. Lamadrid es derrotado por Quiroga en La Ciudadela, y Paz, con Quiroga a sus espaldas, pone rumbo a Santa Fe.

Por un error táctico personal y en una circunstancia fortuita, el general cae con su caballo boleado por un paisano de Estanislao López, quien lo toma prisionero y lo remite a Rosas.

Llegado a la
posta de Hacienda de Figueroa estuvo dos días detenido en una habitación improvisada como calabozo, y luego trasladado al cabildo de Luján con libertad de movimientos y la sola obligación de hacer noche en el lugar. Paz fue tratado con toda consideración por Rosas, quien le dio por cárcel la ciudad de Buenos Aires bajo palabra de no ausentarse.

Mientras los últimos restos de los ejércitos unitarios eran vencidos en San Juan, San Calá, Rodeo del Medio y Famaillá, el "manco" Paz había fugado de Buenos Aires aún con su palabra de honor empeñada de no hacerlo, e iniciaba su campaña de Corrientes contra Rosas. (Ernesto Quesada, Lamadrid y al Coalición del Norte, p.23)


Violento por constitucion

Pedro Ferré.    

Pedro Ferré

El general Paz, “violento por constitución” según palabras de su aliado Ferré, (Ferré, Memorias, ps.1440 y 145)128), corroboradas por su campaña de la Sierra de 1830, es ahora el que menos se vale del terror. Parece haber en esto una táctica suya, cuyo objeto es -según él mismo- contrariar los deseos de Rosas “dejando a sus adeptos siempre una puerta abierta a la conciliación.”

Refiriéndose al terror, manifiesta que “estando Rosas desde tan largo tiempo en posesión exclusiva de esta arma era más difícil de lo que se piensa arrancársela para servirnos de ella.” y añade: “Forzoso era, pues, resignarnos a combatir de otro modo, contentándonos con aquellos actos de severidad, si se quiere, pero que son reclamados por la justicia y por la conveniencia, para que no se interpretase nuestra moderación como una muestra de debilidad o de temor.” (General Paz, Memorias, t. III, p.48)

Es de hacer notar que no renunciaban los unitarios al terror por convicciones, sino por impotencia de no poder “arrancarle” a Rosas el arma del terror para “servirse de ella”, y por si no queda claro, agrega como un lamento que deben “resignarse a combatir de otro modo, contentándose con aquellos actos de severidad” que Paz justifica en sus "Memorias", que como sabemos incluían fusilamientos y juicios en media tarde con ejecuciones a media noche.


"Actos de severidad"

Paz no logró independizarse en absoluto de los medios de la época. Esa excepción de los “actos de severidad”, y que podían ser utilizados por la “conveniencia”, le permitieron desahogar su “constitución violenta” confiscando bienes, (Ferré, Memorias, p.140 y 145) azotando soldados (Ibidem , p.143) y fusilando al coronel José Antonio Romero (Paz, memorias, t.III, p.48), al comandante Desiderio Benítez (Ibidem, p.63), al coronel Pantaleón Algañaraz, prisionero en Caaguazú y acusado de conspirador, (Ibidem, p.109) al ex-capitán Corvera y algunos otros. (Ibidem. p.246)

Paz manifiesta ignorar al muerte de Algañaraz, en cuyo caso la responsabilidad recae en Ferré, que no es gran diferencia desde que actuaban de común acuerdo. En todos estos casos Paz declara seguir las vías legales; pero la verdad es que a nadie engañan esos consejos de guerra.

Por otra parte, nótese que el “civilizado” General Paz, no tuvo escrúpulos de usar de aliados o laderos, en 1842, a los propios “caudillos bárbaros” al que él mismo criticaba, como lo fue el caso de Juan Pable “Mascarilla” López o los hermanos Madariaga, a quienes el mismo Paz llama “representantes del desorden, del montonerismo y del vandalismo.” (Paz, Memorias, t.III, p.116)


El "arbitrio singular"

El mismo jefe unitario narra en sus Memorias un “arbitrio muy singular” de los Madariaga para contener la deserción:

“Cuando la expedición a Entre Ríos –dice Paz- el comandante Nicanor Cáceres fue colocado a retaguardia del ejército con su escuadrón, en un lugar aparente, para aprehender a los desertores que regresaban a la Provincia, con la orden de lancearlos indistintamente; lo hizo así con unos cuarenta, según unos, y con más del duplo, según otros, incluso un oficial, cuyas gorras y prendas de vestuario eran conducidas al ejército, como prenda de su trágico fin.” (Ibidem. p.248)

Evidentemente era un “arbitrio muy singular” el de los Madariaga. ¿formaría parte de los "actos de severidad” referidos por Paz en sus Memorias, o parte de la “legalidad” que aplicaba? Si esto se hacía con los desertores, ¿qué no se haría con los enemigos?

Algo deja entrever un parte del general Garzón, de fecha 25 de enero de 1844, al anunciar que los hombres de Madariaga “saquearon el pueblo (se refiere a Salto Grande) y cometieron todo género de excesos en él” y que “dos oficiales que fueron tomados prisioneros, de la división del teniente coronel D. Lucas Moreno, han sido degollados por orden del salvaje Madariaga.” (La Gaceta Mercantil, 15 de julio de 1844, doc.N° 4)

¿Seria otro "acto de severidad”?


El proceder de Rosas

Por lo que vemos, eran muy distintos los tratos a los prisioneros que daban los unitarios, en contraste con el que dio Rosas al tomar prisionero a su adversario militar más eficiente, dejándolo con libertad de movimientos en al ciudad, al punto que Paz incumple su palabra para armarse nuevamente contra Rosas.

Tampoco guardó rencor ni tomó venganza Rosas contra Pedro Ferré, cuando por pedido de Urquiza Rosas le concede
el indulto a Ferré para su repatriación.

                          
Fuentes:

- Ezcurra Medrano. Las otras tablas de sangre. Edit. Haz. 1953 - Obras citadas
- La Gazeta Federal
www.lagazeta.com.ar



Artículos realcionados:

-
¿Civilización o barbarie?
- Implantación del terror (Plan de operaciones)
- Constitución unitaria de 1826
- Dictadura unitaria.
- Atos de "severidad".
- Complot unitario de 1833
- Ejecución del Complot unitario.
- San Martin y Rivadavia
- San Martin y Rosas
- Complot unitario de 1833
- Tablas de Sangre
- Rivera Indarte
- La sagacidad de Rosas
- El Restaurador de las Leyes

Fuente: www.lagazeta.com.ar

Compartir en:



La Gazeta FederalLa Gazeta
Federal


HomeLa Gazeta Federal
en facebook



Home