Home
Inicio


ROSAS Y PEDRO FERRÉ

Pedro Ferré.     Pedro Ferré


01 Breve reseña
02 El indulto
03 Fuentes
04 Artículos relacionados

Breve reseña

Pedro Ferré, como gobernador correntino había formado parte el “Pacto Federal” del 4 de enero de 1832, y desde un principio tuvo disidencias políticas con Rosas, con quien se enfrentó. Promotor de la liga litoral, había estorbado su su formación de con exigencias fundadas, aunque prematuras. Luchó por apartar a Estanislao López de Rosas, sin conseguirlo. Luego se sumó a la lucha armada contra el caudillo porteño, cuando éste empezó a aplicar algunas medidas de política económica contrarias a las reclamadas por Ferré en 1830.

Ofuscado por resentímientos personales, se alió a los franceses en 1838, que pretendían abrir los ríos y el comercio a cañonazos, después de haber pasado él diez años pidiendo que se lo cerrara para todos los extranjeros. Había confiado dos ejércitos correntinos a Lavalle y Paz en la lucha contra Rosas.


El indulto

Don Pedro Ferré vivía emigrado en Río Grande desde 1842, y siendo hombre de buena fe, en el destierro empezó a ver la acción de Rosas mejor que en medio del encono provocado por la guerra civil. Al escribir sus Memorias en 1845 admitió el mérito del jefe de la Confederación en la defensa de la soberanía argentina, y aunque sin ceder en apreciaciones políticas ni abandonar sus prevenciones contra Rosas, le hizo saber a
Urquiza su voluntad de repatriarse. Desconocemos los términos de la carta en que Ferré le hace conocer a Urquiza su voluntad de repatriarse, pero podemos deducirlos de la carta que Rosas le escribe a Urquiza:

Restaurador de las Leyes ¡Viva la Confederación Argentina!
¡Mueran los salvajes unitarios!

Palermo de San Benito, febrero 22 de 1848.

Señor General Don Justo José de Urquiza

Mi querido amigo:

Me ha sido grato instruirme de su apreciable carta, fecha 26 de enero último, en que se sirve manifestarme que me distrae un instante de mis muchas atenciones para hacerme presente que en su última buena vista con los señores hermanos don Benjamín y don Miguel Visaroro, no pudo menos que tomar un interés particular por la persona del señor don Pedro Ferré, al ver el fuerte empeño de esos amigos para mejorar la suerte de dicho paisano y su errante familia; y que como su conducta desde que emigró de la provincia de Corrientes, ha tenido algo de recomendable, por cuanto no ha vuelto a entrometerse en asuntos de política, en toda la intrusa administración Madariaga, Vd. y los señores Virasoro han contado con mi deferencia para permitirle regresar al seno de aquella provincia, a la que suplica volver, depuestos sus equivocados principios.

También se sirve Vd. expresarme que a más de algunas otras manifestaciones, que por conducto del señor coronel Urdinarrain, ha dirigido a Vd. la vez pasada protestando sus sinceros deseos por el triunfo de nuestra santa causa sobre los salvajes unitarios e intervención extranjera se ha servido dirigirle la que adjunta original, de la que Vd. ha mandado un tanto a la capital para que se publique en el Federal, por cuanto le parece importa una paladina confesión de parte altamente honrosa a la justicia de los principios que sostenemos; y que ha creido tambien Vd. que desde que nada tengamos que temer, bien sea por la energía y decisión con que los señores hermanos Virasoro sabrán sostener mi marcha, o bien por la sinceridad con que parece renuncia sus extraviados antiguos principios el señor Ferré, permitirle dicho indulto está muy conforme con la conciliadora benévola política que he observado.

Desde que ha mediado la inteligencia que Vd. me refiere con el Excmo Señor Gobernador de Corrientes, coronel don Benjamín Virasoro, y con su hermano el coronel don Miguel, y considero lo que podrán en don Pedro Forré los consejos de la experiencia por lo pasado, los desengaños a la vista de los resultados, por haber desertado tan miserablemente de la causa santa de la libertad, y de la independencia de su patria, y de la América, la edad y la honradez de don Pedro Forré, víctima de la logia feroz anti americana del bando salvaje unitario, me conformo con el paso que Vd. me propone de indulgencia con que puede tratarse a don Pedro Ferré.

La carta que ha escrito a Vd. y es adjunta a su apreciable, no arroja manifestación alguna en el sentido de abjurar sus gravísimos errores. Esto no significa que no me complazca, en que se haya dirigido a Vd. Al contrario, por la razón del carácter que Vd. ínviste, ya como general en jefe del Ejército de Operaciones contra los salvajes unitaríos, ya como gobernador de una provincia limítrofe, es conforme, y me agrada, que haya recurrido a Vd. Pero noto esa deficiencia de abjuración en la citada carta de don Pedro Ferré, y advierto a Vd. para su conocimiento, que ni ahora, ni antes, ni nunca ha dado paso alguno cerca del gobierno general, ni del general Rosas que lo preside, en ese sentido, ni directa ni indirectamente, o acreditado alguna demostración al propio fin.

Mi conformidad con la proposición de Vd. solamente se funda, pues, en las consideraciones indicadas, en la justa confianza que nos inspira y tanto merece de nuestra parte, el actual apreciable Excmo Señor Gobernador de Corrientes, y en los lazos de familia que ligan a don Pedro Forré con el recomendable coronel don Miguel Virasoro.

Las advertencias que hago a Vd tienen el objeto de proceder en este asunto, como debo, con toda la explicación que por su naturaleza exige, en el interés de nuestra causa nacional americana.

Con este motivo tengo la satisfacción de reiterarme de Vd. affmo fino amigo.

Juan M. de Rosas. (1)

Nótese como el tirano “sanguinario y vengativo” que pintaron sus enemigos políticos, y que repite y sostiene la historia oficial, admite con indulgencia el regreso de su antiguo enemigo político, aunque no sin advertir a Urquiza, como es debido, sobre la anterior conducta de Ferré y las prevenciones del caso.

(1) Archivo administrativo de histórico de Entre Ríos. Gobierno II-Carpeta N° 18, Legajo N° 33


Fuentes:

- Irazusta Julio. Vida política de Juan Manuel de Rosas.t.VI.p.167)
- La Gazeta Federal
www.lagazeta.com.ar


Artículos relacionados:

-
Rosas y Chilavert
- Las medias de lana
- La firme política de Rosas
- El genio de Rosas
- La "mulita por el rabo"
- La guerra Franco Argentina
- La propuesta del Pardejón Rivera
- ¿Terminó la guerra?
- La bandada de pájaros
- Los "auxiliares" unitarios
- Las actitudes unitarias
- La picardía de Rosas
- La sagacidad de Rosas
- El Restaurador de las Leyes

Ver otros Pactos y tratados de la Confederacion Argentina

Fuente: www.lagazeta.com.ar



Home