Home
Home



Son días de ayuno...

De unos 18 años en aquel entonces, el Tuqui García era un muchacho “de cables pelados”. Era de aspecto normal pero de “reacciones impredecibles”, y siendo de buena familia, como no “asimilaba” en el colegio, tuvo educadores “particulares”.

Tenía buena sensibilidad a la música, y respetuoso de la religión que el habían inculcado en la casa, concurría misa sin perderse un domingo, a comulgar, escuchar el órgano y cantar a viva voz el Ave María.

Un día de Semana Santa, el Tuqui se había sentado como de costumbre en medio de la iglesia como para escuchar el órgano sin perder detalle de la misa. A poco de comenzado el oficio religioso, y en un respetuoso silencio, el sacerdote arrancó con el sermón:

- Hermanos míos – arrancó el cura- estamos en Semana Santa...tenemos que comportarnos con moderación, son días de ayuno y no hay que comer carne...- pero no pudo continuar.

El Tuqui, desde la mitad de la iglesia, y a viva voz, lo interrumpió:

- ¿Qué no voy a comer carne?…¡toma!...¡toma! –le decia el Tuqui haciendo señas con el antebrazo- ¿Qué no voy a comer carne?...¡sabés el asado que me voy a comer!

(Anecdotario de LC)

Ver más anécdotas en el : Indice

- Don Pedro Yeti
- El Tola Cañada
- Don José Casarrota
- ...es de Catriló?
- Bala
- Juan Sengo
- El paisano Plaza
- La canchita
- Los chicos "de la ciudá"
- Los chicos "del campo"
- Los descolgados
- A ochenta...y capota baja
- El "perro satelital"
- La "Práctica de Bernoulli"
- El Beto Casal: me le copié todo...
- Bala perdida
- El alambrado puesto
- La Plomada miente
- El gato chofer
- Derrape en calle de tierra.
- El helicóptero
- El paracaidas
- Cada vez que me acuerdo...le doy con todo...
- Arbol solo

Se permite la reproducción citando la fuente: www.lagazeta.com.ar

Inicio